Tipos de chaquetas de hombre

Chaquetas

Existen muchos tipos de chaquetas de hombre. La moda es cada vez más rica y variada y, como resultado, nos ofrece nuevas prendas de vestir. Pero no solo ha creado algunas de esas piezas, sino que también ha sabido aprovechar las que utilizaban diferentes culturas para darles un nuevo uso.

Este último es, por ejemplo, el caso del anorak o parka, que era primitivamente usada por los inuit de la región ártica. En cualquier caso, los hombres, si queremos vestir bien, deberíamos tener muchas de estas prendas que vamos a mostrarte en nuestro armario. A ser posible, una pieza de cada una de ellas. Sin más preámbulos, vamos a hablarte de los tipos de chaquetas de hombre.

Blazer, genuino estilo

Blazer

Un blazer actual

También llamada americana, se parece a las clásicas chaquetas de traje, aunque presenta un corte más informal. Suele llevar botones metálicos y bolsillos en lugares inesperados. Asimismo, si bien antes solía ser de color azul marino, actualmente combina distintos tonos, a veces de forma audaz. Igualmente, puede ser cruzado o abrocharse de manera tradicional.

Tiene su origen en el mundo náutico para abrigarse durante la navegación. Pero hoy su uso se ha extendido a cualquier momento del día. De hecho, puedes ponerte un blazer con polo, pero también con camisa y corbata. Igualmente, puedes llevarlo con pantalones de vestir o con unos de tipo vaquero o con chinos.

Traje, el clásico entre los tipos de chaquetas de hombre

Traje

Un traje de líneas y tono modernos

Podríamos decirte que la chaqueta de traje es la versión tradicional y clásica del blazer. Su corte es muy parecido, aunque la de terno suele ser más formal, con menos bolsillos y colores más oscuros. No obstante, la moda cada vez es más atrevida y, en la actualidad, hay trajes en tonos audaces.

También la chaqueta de traje puede ser de cruzar, aunque normalmente tiene abrochado recto. Asimismo, se lleva con camisa y corbata. A veces, también se pone con un chaleco interior del mismo tono. No obstante, los más modernos pueden atreverse con uno de vivos colores.

Los orígenes del traje se remontan a mediados del siglo XIX. Nació en Inglaterra, cuya sastrería creó los patrones que todavía hoy siguen vigentes. Y, como curiosidad, te diremos que, en sus inicios se utilizaba para actividades de ocio como, por ejemplo, pasear por el campo. Para ocasiones de etiqueta se prefería la levita. Fue Keir Hardie, jefe del Partido Laborista, quien, al ser elegido parlamentario, comenzó a acudir a las sesiones con traje. Pronto le imitaron todos sus colegas.

Por otra parte, aunque la chaqueta de traje tiene un patrón de hechura clásico, puede presentar variantes. Así, la parte trasera puede estar cerrada o abierta con uno o dos cortes en su parte inferior. También puede llevar botones en las mangas, tener distintos tamaños de solapa y, como decíamos anteriormente, cerrar recto o cruzado.

Cazadora, moda casual

Cazadora

Un hombre con cazadora

Es también todo un clásico entre los tipos de chaquetas de hombre. Tiene su origen en las prendas que llevaban los pilotos británicos de aviación durante la Segunda Guerra Mundial. Pero pronto fue adoptada por todo el mundo debido a su comodidad y a su capacidad de abrigo.

De hecho, con variaciones, actualmente es usada tanto por hombres como por mujeres. En cuanto a nosotros, la llevamos con cremallera para cerrarla y con bolsillos frontales. Sin embargo, la cazadora ha evolucionado tanto que se ha convertido en una pieza imprescindible para la moda. Por ello, se han creado infinidad de variaciones del modelo original.

En cualquier caso, podemos hablar de distintos tipos de cazadoras. En función del tejido con que está fabricadas, tenemos las de cuero, de ante o de tela vaquera. Originariamente, cada una se vinculaba a un movimiento social. Por ejemplo, la vaquera a los hippies o la de cuero a los moteros. Pero, hoy día, cualquier tipo de cazadora es usada por la misma persona.

No obstante, también podemos hablar de tres modelos básicos de esta prenda. La más clásica es la de estilo bomber, hecha de cuero o nailon y similar a la de los aviadores. Por su parte, la cazadora Harrington fue popularizada en su tiempo por Elvis Presley, pero nunca ha pasado de moda. Se fabrica en algodón, lana o poliéster con forro a cuadros. Además, no lleva costura en los hombros y los bolsillos son oblicuos.

El tercer modelo es la cazadora motera creada por los hermanos Scott y denominada perfecto o biker. Se hizo muy popular cuando la usaron actores de Hollywood como Marlon Brando o James Dean. Se fabrica en cuero con cremallera y también es usada por la mujer, sobre todo desde que la llevase Olivia Newton John en Grease. Tan popular ha sido que los diseñadores han creado numerosas variantes a lo largo del tiempo.

Cárdigan

Cárdigan

Cárdigan, sencillez y elegancia entre los tipos de chaquetas de hombre

No es otra cosa que la tradicional chaqueta de punto que habrás llevado infinidad de veces. Recibe su nombre de Lord Cárdigan, militar que la llevó durante la Guerra de Crimea. Pero también se conoce como rebeca, en este caso debido a la película homónima de Alfred Hitchcock basada en el relato de Daphne du Maurier porque la llevaba su protagonista.

Se fabrican de una amplia variedad de materiales. Hay rebecas de tejidos naturales como la lana, el algodón o la seda, pero también de sintéticos como el poliéster, la fibra acrílica o la microfibra. Asimismo, es usado por todo el mundo, tanto mujeres como hombres, niños e incluso bebés. Y se considera una prenda de estilo casual. De hecho, incluso fue llevada por los tenistas a principios del siglo XX.

Parka, imitación del abrigo esquimal

Parkas

Dos parkas

Como te decíamos, el origen de la parka o anorak está en el pueblo inuit de la región ártica. Por el frío que hace en esta zona, originariamente se hacía con piel de caribú. Era capaz de guardar el calor de la ropa que llevaban debajo e incluso, a veces, la impregnaban en aceite para resistir el agua.

Comenzó a popularizarse su uso en los años sesenta del siglo XX cuando los jóvenes ingleses empezaron a llevarla para abrigarse cuando viajaban en moto. Desde entonces, los diseñadores han creado infinidad de variantes de esta prenda.

No obstante, aunque la hemos identificado con el anorak, no son exactamente lo mismo. Este último es una chaqueta impermeable con capucha y, habitualmente, lazos en la cintura. Por su parte, la parka es un chaquetón que llega a media pierna y está relleno de fibra para preservar el calor. Además, suele llevar capucha con una cinta de piel.

Abrigo, la elegancia

Abrigo

Un abrigo de corte clásico

También llamado sobretodo o gabán, es una prenda muy usada en invierno para protegerse del frío. Viene a ser como un blazer largo que llega hasta las rodillas y está abierto por el frente, que se abrocha con botones. A veces, también incluye cinturón. Tiene las mangas largas y, normalmente, lleva bolsillos.

Su origen quizá se encuentre en una prenda medieval llamada hopalanda. Se trataba de una especie de bata más o menos larga y con grandes mangas. Sin embargo, en el siglo XIX, el abrigo sería reemplazado por la levita, de la que ya te hemos hablado. Esto duraría poco tiempo. Ya a fines de la centuria, volvería a ponerse de moda.

Por otra parte, el abrigo puede tener diferentes cortes o patrones según la moda del momento. Así, puede ser más o menos entallado, con solapas más o menos grandes y con largo mayor o menor. También los materiales cambian y van desde la piel hasta las fibras sintéticas.

Gabardina

Bogart con gabardina

Humprey Bogart con gabardina

Podríamos decir que es el abrigo para los días de lluvia. Porque es impermeable y su extensión y forma son parecidas a las de aquel. No obstante, las semejanzas terminan ahí, porque la gabardina es mucho más ligera. Y, por tanto, es menos útil para el frío. Bien es cierto que, en los últimos tiempos, se le han añadido forros acolchados para que dé más calor.

Su tejido no existió hasta finales del siglo XIX. Fue Thomas Burberry, a la postre legendario fabricante de gabardinas, quien lo inventó. Sin embargo, no se hizo popular hasta la Primera Guerra Mundial, cuando la llevaron los oficiales ingleses. Pero fueron los actores de Hollywood quienes realmente la pusieron de moda en los años treinta, sobre todo interpretando papeles de gánsteres.

Las gabardinas tradicionales tenían amplias solapas y, normalmente, cinturón. No obstante, como sucede con las otras prendas de que te hemos hablado, los diseñadores han hecho mil variaciones del modelo original. Así, hoy en día puedes encontrarlas cortas o largas, entalladas o amplias y con o sin vuelo. Del mismo modo, en un principio eran de color gris o marrón y ahora las hay de numerosos y vivos colores. En todo caso, las gabardinas son una de las prendas que más sufre los rigores de la moda. Hay épocas en que se llevan mucho, mientras que, en otras, prácticamente desaparecen.

En conclusión, te hemos mostrado los principales tipos de chaquetas de hombre. Sin embargo, la moda está en permanente evolución. Y esto ha dado lugar a la aparición de otras muchas prendas. Por ejemplo, el chaquetón o abrigo corto, los plumíferos, que van rellenos de plumas (de ahí su nombre) o acolchados e incluso las chaquetas deportivas. Elegir una u otra depende de la época del año, del lugar donde te encuentres y del acto al que vayas a asistir.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.