¿Tirantes o cinturón?

A más de uno puede que esta interrogante le resulte hasta ridícula. Todo depende del gusto personal de cada uno, además de sus preferencias y necesidades.

Aunque a la hora de vestir los gustos personales suelen situarse por sobre cualquier otra consideración, el sentido común debería prevalecer en todo momento.

Primero lo primero: sirven para lo mismo, ¡pero nunca van juntos!

Las razones para llevar cinturón y tirantes a la vez son varias. Pero sin temor a pecar de demasiado radicales y conservadores, ninguna con validez.

Más allá de que ambas prendas cumplen la misma función, llevar ambos complementos es algo que nunca se ve bien.

Tirantes: sinónimo de elegancia

Muchas personas recomiendan pasar de este accesorio cuando se lleva camisa sin corbata. Tampoco es recomendable su uso con vaqueros o estilos informales.

Sin embargo, de vez en cuando relajarse y salirse un poco del estándar no viene mal. Sin obviar el sentido común.

Para ajustar los pantalones de vestir, los tirantes son ideales. A diferencia de los cinturones, no generarán arrugas ni bolsas sobre las camisas.

A principios del siglo XX, era un acto de mal gusto usarlos sin chaqueta y dejarlos expuestos a simple vista. Algo equivalente a mostrar la ropa interior en público. Hoy en día esa concepción ha quedado atrás.

Cinturón: el amigo casual

Los cinturones, salvo muy contadas excepciones, es más común usarlos con la ropa del día a día.

Los vaqueros no solo están hechos para llevar el cinturón, también para lucirlo. Con jeans queda muy bien coronar el cinto con una hebilla potente y llamativa.

Los modelos de cinturones discretos sirven para combinaciones casuales. Es el caso de vaqueros o pantalones de algodón con camisa manga corta. Incluso, para un traje sin corbata, es el acompañante ideal.

Aquellos que no se lleven bien con los tirantes y deban vestirse de traje cerrado, bien pueden recurrir al cinturón. Eso sí, para elegir entre tirantes y cinturón, debe ser un modelo sumamente discreto, casi invisible.

 

Fuentes imágenes: Vestirse por los pies


Categorías

Tendencias

Después de muchos años desempeñando trabajos de asesoría jurídica, puestos administrativos y de negociado en la Administración Pública, ahora me dedico a lo que siempre he querido hacer. Desde muy pequeño he sentido que tenía un talento especial para la escritura, y siempre lo he manifestado con todo tipo de cuentos, relatos cortos, etc. Aunque empecé por afición, he llegado a la conclusión de que podía convertir una afición en una profesión. Ahora colaboro en diferentes medios y diarios digitales, blogs temáticos, desarrollo de páginas Web, redacción de guías y manuales didácticos, textos promocionales, campañas publicitarias y de marketing, artículos de opinión, relatos y guiones, y proyectos empresariales de todo tipo que requieran de textos con un contenido de calidad, bien documentado y revisado, así como a la curación y depuración de textos. Estoy en permanente crecimiento personal y profesional, y abierto a nuevas colaboraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.