Posturas de yoga en pareja

beneficios de hacer yoga en pareja

El yoga es un tipo de ejercicio relajante dado que intenta reducir el estrés y nos ayuda a mejorar nuestra flexibilidad y movilidad a diario. Es una de las actividades físicas favoritas de muchas personas puesto que nos ayuda para alejarnos de sedentarismo y mejorar nuestra fuerza muscular, reduce los dolores de espalda y tiene otros beneficios para la salud mental. Existen numerosas posturas de yoga en pareja que se pueden realizar bastante bien y ayudan a tener adherencia a largo plazo.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte cuáles son las mejores posturas de yoga en pareja y cuáles son sus beneficios.

Beneficios del yoga

+ posturas de yoga en pareja beneficios

Antes de conocer cuáles son las posturas de yoga en pareja, es importante conocer cuáles son los beneficios que otorga la práctica de este ejercicio nuestra salud. Puede mejorar nuestros niveles de estado físico y mejorar la postura, aparte de la flexibilidad. Todas estas características principales serían los beneficios iniciales del yoga. Vamos a ver cuáles son los otros beneficios que también podemos recibir de realizar estos ejercicios:

  • Reduce la presión arterial y la frecuencia cardiaca
  • Mejora la relajación
  • Aumenta la confianza en sí mismo
  • Mejorar la coordinación y la concentración
  • Reduce el estrés del día a día
  • Ayuda a dormir mejor
  • Ayuda a realizar la digestión

De forma adicional, practicar el yoga de forma frecuente puede ayudar para tratar algunas afecciones como es la ansiedad, el dolor de espalda y la depresión. Sin embargo, deben tomar precauciones todas aquellas personas embarazadas, que tengan una presión arterial demasiado alta, glaucoma o tengan ciática.

Posturas de yoga en pareja

posturas de yoga en pareja

Hay muchas personas que no empiezan un ejercicio, ya sea entrenar pesas, running, etc. Por falta de adherencia. Una solución bastante efectiva es hacer el yoga en pareja. Y es que existen numerosas posturas de yoga en pareja que pueden ayudar que no sólo a realizar los ejercicios mejor, sino también a poder ser constante en este ejercicio.

Vamos a ver cuáles son las mejores posturas de yoga en pareja:

Estiramiento de pie

Es una de las posturas de yoga en pareja perfectas para aquellas que son principiantes. Se basa en una postura bastante sencilla que ayuda a estimular el sistema nervioso y favorece a nuestro sistema cardiovascular y respiratorio. A nivel de pareja, pueda ayudar a trabajar la confianza. Partimos de pie situado espalda con espalda y con los tacones tocándose. Nos cogemos de las manos hasta que los brazos estén estirados hacia detrás. Es una forma de ganar confianza en pareja y de realizar una postura de yoga bastante relajante.

Torsión doble

Es una postura también recomendada para principiantes. Realizar este tipo de torsiones pueda ayudar bastante bien a reducir tensiones, estirar la espalda, relajar los oblicuos, etc. Además, es una postura bastante adecuada para terminar una rutina.

Para realizar la torsión doble, empezamos sentados espalda con espalda y las piernas cruzadas. Colocamos la mano derecha sobre la rodilla izquierda y pasamos la mano izquierda a la pierna derecha ante nuestra pareja. Hay que aguantar más o menos un minuto para que podamos cambiar de nuevo de lado. Hay que repetir esta secuencia a varias veces.

Postura de medio loto

Esta es una de las posturas más conocidas y practicadas en el yoga. También podemos practicar en pareja. Nos ayuda a mejorar nuestra postura corporal y espiral bien la espalda. Además, beneficia a las rodillas y permite estirar y endurecer los músculos. Esto es debido a que se trabajan también gran parte de los músculos estabilizadores.

Para esta postura nos mantenemos sentados en el suelo con las espaldas juntas. Al igual que desea hacer ejercicio anterior, hay que colocar las piernas cruzadas. Erguimos bien las espaldas y hay que dirigir el pecho hacia el frente. A continuación, elevamos los brazos hacia arriba y unimos las manos con las de la pareja.

Doble barca

Es una de las posturas que también se pueden hacer de forma individual. Se puede trabajar muy bien los abdominales. Es una postura algo más complicada pero ayuda a fortalecer y en el abdomen, las piernas y a alargar la columna.

En este caso nos sentamos frente a frente a una distancia de la que podemos agarrar el uno del otro con las muñecas y los brazos estirados. Colocamos la espalda recta y apoyamos nuestros pies en la del otro compañero. Primero debemos estirar una pierna y después la otra para poder asegurarnos mantener bien el equilibrio. El abdomen debe estar activo en todo el momento y la mirada hacia arriba. Avanzamos esta postura más o menos unas cinco respiración es y volvemos a repetir.

Posturas de yoga en pareja: postura del ángulo

yoga para mejorar la salud

Esta es una de las posturas preferidas por muchas personas que ya tienen un nivel de flexibilidad. Aunque se puede y trabajando poco a poco es una postura especialmente dirigida a aquellas que tienen espiral bien la musculatura del tren inferior. También es perfecta para aquellas personas que quieren reducir su dolor de espalda.

Para hacer esta postura que sentarse frente a la pareja con las piernas tan abierta como podamos. Debemos mantener bien la espalda recta. Nos unamos para estirar la espalda inclinándonos hacia delante. La persona que asiste a quien se inclina la debes sujetar por los brazos o las muñecas para ayudar a mantener su propia espalda bien estirada. La otra persona es la que se inclina y baja hasta dónde puede. Hay que mantener la postura durante cinco respiración es. Repetimos una o dos veces por cada persona. Se puede hacer de una manera en que la persona se pueda inclinado hacia delante la otra se va tumbando hacia atrás.

Postura de la fuerza

Es bastante sencilla y muy habitual. Sirve para trabajar piernas y glúteos así como toda la zona media del cuerpo. Podemos realizar en pareja. Para ello, iniciamos frente a frente con los dedos y los pies rozando a los de nuestra pareja. Debemos sujetarnos bien a los antebrazos y flexionar bien las piernas como si fuéramos a sentarnos. De esta forma, conseguimos hacer un ángulo recto entre piernas y glúteo y otro ángulo entre glúteo y espalda.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las diferentes posturas de yoga en pareja y sus beneficios para la salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.