Pisacorbatas, ¿sí o no?

En los años setenta era uno de los elementos básicos en la estética masculina. Tras la llegada de nuevas tendencias su uso cayó en desgracia pero ahora parece resurgir.

Usar un pisacorbatas nos da una pincelada dandy muy interesante y puede alegrar, en cierta medida, las corbatas más tristes. A continuación te aconsejamos ciertas ideas para que vuelvas a usar este complemento indispensable.

Como todos los complementos todo depende de la situación en la que vamos a usarlo. Si hablamos del trabajo o una situación que exija cierta corrección opta por el diseño plano y con poca decoración. Oro o plata suelen ser los materiales con los que se fabrican y sólo el color de estos metales debe tener protagonismo.

Para una situación más informal podemos optar por unos diseños más arriesgados. Los escudos de nuestros equipos favoritos o imágenes que nos gusten pueden aparecer en nuestras corbatas sin el menor miedo a vestir de forma incorrecta.

El resto depende de vosotros mismos, en cuanto al precio es uno de los complementos más asequibles siempre que no optemos por diseños con piedras preciosas como los diamantes o elementos parecidos. Viste con elegancia el pisacorbatas y añade a tu imagen un plus de distinción.

Imagen: thehouseofmajd.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *