Moda de calzado masculino para la próxima primavera

Las prendas simples y básicas retornan al armario de los hombres. Los trajes holgados, las camisetas, los monos y las riñoneras, serán parte del look cotidiano. ¿Pero qué hay de los zapatos?

El calzado masculino para la próxima primavera se presenta atemporal, pero a la vez irreverente y desafiante.


Aunque hasta ahora no hay una tendencia que se imponga, la oferta es bastante amplia. Por un lado, se presentan las sandalias planas y descubiertas, para un look fresco y juvenil. Y por el otro los mocasines, para un outfit clásico y casual.

Al alcance de los caballeros estarán también las zapatillas de cuero, para los encuentros formales. Y los zapatos tipo Derby, con suela de zapatilla, para los eventos menos sobrios, pero que requieran de cierta prestancia. Las alpargatas con suela no se quedarán atrás. Marcarán el paso incluso a las oficinas.

Calzado masculino para la próxima primavera ¿Qué hay de nuevo?

La variedad es sin duda lo que marcará la pauta. El calzado masculino para la próxima primavera trae múltiples combinaciones. Eso sí, las lonas y el cuero ganarán terreno. Y en materia de matices, serán el blanco, el azul, los marfiles y el negro, los que llevarán ventaja.

Para los millennials se han ideado piezas en fuscia, amarillo, vino, rojo… Monocromáticas y estampadas. Los tejidos y los apliques saldrán a relucir en muchas de las creaciones inspiradas en ellos. Se estima que seguirán prefiriendo las prendas deportivas, antes que nada.

Opciones deportivas para ellos

Ajustándose a esta onda sport, reconocidas marcas como Nike se reinventan. Sus Air Force 1, por ejemplo, se “tiñen” del beige mushroom, con un delicado contraste en la media suela. El blanco es un ícono de la firma, que se niega a desaparecer.

Atrevidos son los sneakers que Astrid Andersen, junto con Nike, mostró hace poco en las pasarelas de Londres. Con sus suelas naranjas y sus perforaciones, causaron furor. Otros diseñadores, en cambio, apostaron por botines con aires futuristas y zapatillas con detalles sintéticos, que simulan obras de arte.

Con esto ha quedado claro que en las calles habrá espacio para todo. La excentricidad de unos coloridos sneakers, la frescura de unas sandalias despejadas y la elegancia de unos Derby, con sus característicos orejones, pero con “rasgos” más relajados y distendidos.

Fuentes de imágenes: GQ  /  Robinson´s Shoes


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *