LLave atascada en la cerradura, ¿Cómo puedo sacarla?

LLave atascada en la cerradura

No es habitual, pero puede ocurrir que al llegar a casa quieras introducir la llave en la cerradura y no quiera girar. Lo peor de todo es que ni tan siquiera quiera salir y entras en un estado de pánico por si pudiera partirse. ¿Cómo puedo sacar la llave atascada en la cerradura?

Es de suponer, que muchas de estas llaves quedan atrapadas en el engranaje de la cerradura debido a la formación de óxido que se ha producido, dentro de las paredes de la cerradura o de la propia llave.

Lo ideal en estos casos es utilizar nuestra estrategia de movimiento, algo de fuerza y un poco de líquido lubricante como ayuda extra. Ante el intento fallido de cualquiera de estas soluciones, siempre podremos echar mano del servicio de un cerrajero para que nos ayude con el problema.

Comprueba si es la llave correcta

Este hecho puede ocurrir en cualquier cerradura, ya sea de una puerta particular, una valla, la puerta de una cochera, la de un coche o incluso un candado. Queremos abrir la cerradura, puede llegar a abrir o incluso se ha quedado atascada, pero el peor de los casos es que no quiere salir del engranaje.

¿Has podido verificar que es la llave correcta? Quizás con las prisas y sin haberlo pensado ni un instante, pudiste introducir la llave incorrecta. Seguramente se quedó atascada en el engranaje por no ser compatible. Ahora necesitas encontrar una solución para intentar lubricar o de sacar de forma cuidadosa la llave.

LLave atascada en la cerradura

Tal vez, la forma de abrir tiene su truco

Quizás estás intentando sacar la llave, gira perfectamente, pero no sale de la cerradura. En estos casos suele ocurrir que hay mecanismos especiales dónde se han de realizar movimientos adicionales para poder abrirlo. En este caso, mueve la llave de arriba hacia abajo a la vez que giras, inténtalo varias veces porque quizás es esa la pequeña ayuda que necesita.

Intenta mover la llave hacia los lados y con unos sencillos movimientos

Si se te ha quedado introducida y no se mueve, puedes probar a mover hacia los lados (lo que te permita) y a la vez tirar con mucho cuidado del tirador hacia ti, a la vez que intentas girar la llave.

Si has conseguido abrir la puerta, pero la llave no sale puedes intentar hacer los movimientos descritos anteriormente, si está demasiado fija intenta hacer bastante fuerza hacia afuera, pero de manera recta, si puede ser hazte con un alicate para poder agarrar mucho mejor la llave.

NOTA: En cualquiera de los casos, nunca intentes hacer palanca e incluso hacerlo con mucha fuerza hacia un lado. Esto puede hacer que rompas la llave y pueda llegar a ser peor.

Utiliza un lubricante para pulverizar la zona

Hay que intentar hacerse con un lubricante para facilitar su expulsión. Es preferible que el lubricante sea en spray y no sea a base de aceite, sino a base de grafito. Esta composición es mucho más fiable para poder desengrasar las cerraduras.

Aplícalo en la parte de la cerradura y espera unos 10 minutos a que haga efecto. Es mejor esperar todo ese tiempo para poder dejar que el producto haga su efecto. Después comienza a girar la llave de la cerradura para sacarla de su cilindro, hazlo a golpecitos suaves para que al moverlo siga introduciéndose el lubricante entre el mecanismo y pueda liberar la llave.

LLave atascada en la cerradura

Si has conseguido abrir la puerta puedes sacar la llave desde el lado opuesto

Si tienen la oportunidad de poder hacerte con el otro lado de la puerta puedes intentar expulsar la llave con la ayuda de una horquilla de las que se utilizan para el cabello. Desde el lado opuesta introduce la horquilla y haz que entre a la vez de que intentas empujar la llave atascada para que salga por el otro lado. Si no consigues que la horquilla entre, intenta lubricarla, al igual que lubricarás toda la parte interna. De esta forma podrás deslizarla mucho mejor hacia el interior.

En muchos de estos casos, el problema ya está arraigado por un problema en la cerradura. Seguramente se trate de un deterioro interior por lo que será mejor intentar desmontar el cilindro. Para ello es mejor utilizar un destornillador y quitar los tornillos del cilindro y de la cerradura. Si el problema se encuentra aquí hay que comprar una cerradura nueva.

Cuando la llave no entra

Si la llave no entra desde un principio puede ser por varios motivos: quizás hace demasiado frío y necesitamos templar un poco la llave para que se caliente el sistema y pueda dejar que se introduzca.

Si no entra por cualquier otro motivo, se puede utilizar un espray en polvo de grafito para poder lubricarla y desengrasarla. Se introducirá con mucha facilidad.

Cuando se ha han hecho duplicados de llaves puede ser posible que no abra bien la llave a la primera. Pero tiene solución, se puede acudir al centro dónde se han hecho para que eliminen posibles restos metálicos y después la lime.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.