La otra cara de los edulcorantes, riesgos asociados

edulcorantes

Cuando sustituimos el azúcar en nuestro café por los edulcorantes, pensamos que se trata de una acción saludable, evitando un exceso de calorías. Sin embargo, esta costumbre puede no ser tan saludable como imaginamos.

A partir de diferentes estudios realizados, se está conociendo que los edulcorantes pueden reaccionar con nuestro metabolismo.

Una de las consecuencias del consumo en exceso de edulcorantes, puede ser la acumulación de grasas, sobre todo en las personas con tendencia al sobrepeso.

La glucosa y los edulcorantes

Los edulcorantes artificiales se han ido utilizando para no coger más peso y para prevenir la diabetes. Sin embargo, la misma sustancia que se utiliza para reducir el consumo de azúcar puede favorecer el desarrollo de la intolerancia a la glucosa. En una fase siguiente, estaría el riesgo de enfermedad metabólica y pre diabetes.

edulcorantes

Este tipo de sustancias, integradas en los edulcorantes que se añaden a helados, refrescos, yogures, etc., no son cien por cien saludables. Aunque no lleven azúcar, pueden influir en la capacidad del cuerpo para utilizar la glucosa. Ello se debe a que, con su consumo, se altera la microbiota intestinal, las bacterias localizadas en el intestino.

Pruebas de laboratorio

En el desarrollo de los estudios realizados, los investigadores eligieron un grupo de ratones y agregaron edulcorantes como la sacarina o el aspartamo al agua que bebían. Los resultados se compararon con otro grupo de ratones que tomaron agua con glucosa o solo agua.

Del análisis de los resultados, se derivó que los ratones que tomaban los edulcorantes (sobre todo los que habían tomado sacarina), tenían niveles de azúcar en la sangre más alto que los demás.

Trasladadas las pruebas a personas, en muestras de cientos de seres humanos, los científicos han comprobado que las bacterias intestinales de quienes consumen a menudo edulcorantes son muy diferentes de las de aquellos que no ponían a menudo sacarina en sus cafés. De ahí se deriva que este tipo de productos endulzantes no son tan saludables.

 

Fuentes imágenes: Suplementos dietarios para la longevidad  / El Confidencial


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *