Higiene personal

Hombre en la ducha

La higiene personal debe encontrarse entre las principales prioridades de cualquier hombre. Crear una rutina de higiene sólida y seguirla a rajatabla es clave para tu imagen y estilo. También se ha relacionado con un aumento de la autoestima.

Conviene tener presente que las consecuencias de una mala higiene personal van más allá del mal olor o la simple impresión de desaliño, pudiendo causar problemas de salud verdaderamente graves.

Hábitos de higiene personal

Hombre en albornoz con café y periódico

La higiene personal consiste en hacer todo lo necesario para mantener el cuerpo limpio y protegido frente a todo tipo de gérmenes. Si te duchas todos los días, mantienes los dientes limpios y te lavas las manos a menudo, tienes una higiene personal correcta.

Profundicemos en los hábitos de higiene básicos, explicando su propósito y aportando algunos consejos que pueden ayudarte a mejorarlos:

Ducharse

Ducha relajante

La ducha suele ser la primera acción de higiene personal del día. Aplicar agua y jabón por todo el cuerpo es el mejor remedio contra la suciedad, las pieles muertas y la transpiración. Además es una gran forma de comenzar el día, pero el momento depende de las preferencias personales.

Ducharse todos los días también ayuda a prevenir problemas como el ‘pie de atleta’. Secar bien los pies y meter un par de chanclas en la bolsa del gimnasio son otras precauciones que merece la pena tener en cuenta.

Lavar el cabello y la barba

Barba recortada

Mientras que el cuerpo se debe lavar todos los días, el cabello suele tener suficiente con unas pocas veces semanales. Si tienes barba, también es necesario que la laves de forma periódica utilizando un champú para barba. Cada persona tiene un tipo de pelo, por lo que te toca a ti decidir la frecuencia con la que lavas tu cabello y tu barba para que se mantengan siempre limpios.

Además de lavar tu barba, debes asegurarte de que los diferentes instrumentos que utilizas para afeitar y recortar tu vello facial también están muy limpios.

Productos para mantener tu barba limpia y cuidada

Echa un vistazo al artículo: Productos para la barba. Ahí encontrarás qué productos son necesarios para conseguir la mejor versión de tu barba (desde champú hasta acondicionador, pasando por tijeras para barba y bigote) y cómo utilizarlos correctamente.

Lavarse las manos

Manos de hombre

Es fundamental lavarse las manos con agua y jabón todas las veces que sea necesario para mantener los gérmenes a raya. En relación a la comida, hay que asegurarse de tenerlas siempre bien limpias. En consecuencia, debes lavar tus manos antes de comer o manipular alimentos.

Tocar los alimentos con las manos limpias es importante, pero no es lo único. Existen cientos de situaciones más de la vida diaria que requieren ir a lavarse las manos inmediatamente, como después de manipular basura o dinero.

¿Qué pasa si no hay un baño cerca? Cuando no existe la posibilidad de lavarse las manos de la forma tradicional, puedes recurrir a alternativas como los geles antisépticos para manos. Llevar siempre uno de estos productos contigo es una idea excelente para tu higiene personal.

Limpiar y cortar las uñas

Cortaúñas

Unas uñas sucias o largas no sólo causan una primera impresión catastrófica, sino que también acumulan gérmenes que pueden pasar a otras partes del cuerpo. Con la ayuda de un cortaúñas, corta las uñas de pies y manos. Llévalas siempre cortas.

Si hay suciedad en las uñas, utiliza un cepillo de uñas debajo del grifo hasta que no quede rastro. Lleva a cabo estas acciones con la frecuencia que sea necesaria para mantenerlas siempre cortas y limpias. Evita morderlas a toda costa.

Cómo mantener las uñas presentables

Echa un vistazo al artículo: Cómo limar las uñas. Ahí encontrarás la forma correcta de cortar y limar tus uñas, así como de mantener a raya las cutículas sin causarles daño.

Cepillarse los dientes

Dientes blancos

Sabemos que la higiene bucodental es altamente importante para la imagen personal. Los dientes dicen mucho de una persona, por lo que conviene asegurarse de tener una sonrisa blanca y limpia. Y sólo existe una forma de conseguirlo: cepillar los dientes y pasar el hilo dental. También se aconseja ir al dentista una vez al año.

Pero cepillarse los dientes al menos dos veces al día (una de ellas obligatoriamente antes de acostarse y alcanzando los dos minutos de tiempo cada vez) es sobre todo una cuestión de salud. Como todos los hábitos de higiene personal, éste te ayudará a prevenir enfermedades, en concreto caries y enfermedades de las encías, las cuales pueden conllevar la pérdida de piezas dentales y otras consecuencias desagradables (algunas de ellas sorprendentemente peligrosas para la salud).

Durante el cepillado es necesario asegurarse de pasar el cepillo tanto por la cara exterior del diente como por la interior. Y no hay que limitarse únicamente a los dientes: cepilla también la lengua para terminar de eliminar todos las bacterias. Por último, asegúrate de estrenar cepillo (uno de los instrumentos clave de la higiene personal) cada tres meses, más o menos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.