Gucci Otoño/invierno 2017-2018 en seis claves

Gucci Fall 2017

Desde que Alessandro Michele se hizo cargo de la dirección creativa, Gucci no se puede clasificar dentro de un único estilo. El más adecuado sería maximalista, pero ese adjetivo se queda corto para definir todo lo que representa. Y esa es una de las razones que lo hacen tan fascinante.

Por si su mezcla de épocas y culturas no complicase lo suficiente el trabajo de realizar un resumen, ahora se suma el hecho de que el número de looks se amplia hasta sobrepasar los 120. Muy conscientes de que la colección otoño/invierno 2017-2018 de la firma de lujo italiana es la más inabarcable hasta la fecha, nos atrevemos a intentar reducirla a seis claves.

Una colección genderless

La idea de que la ropa no debe tener género no deja de ganar fuerza, pero falta que las firmas de moda apuesten de manera más clara por ello. Con la presentación de una única colección en lugar de lo habitual –dos: una masculina y otra femenina–, Gucci confirma que va por delante del resto en el tránsito hacia la ruptura definitiva con la división clásica de género.

Joyería atrevida y accesorios para la cabeza

Gigantescos piercings plateados colgaban de la nariz de varios modelos. El piercing septum es uno de nuestros favoritos, así que estamos encantados de que Alessandro Michele ayude a que se conviertan en tendencia. El otoño que imagina también incluye accesorios para la cabeza muy variados, entre los que destacan bandas para la frente al estilo Richie Tenenbaum.

Despliegue de sex-appeal

No se veía tanta piel en un desfile de Gucci desde la época de Tom Ford. Los torsos asoman desnudos por debajo de abrigos largos, chaquetas de traje y monos elásticos con cabezas de tigre por toda la superficie, así como a través de transparencias.

Inspiración punk

Prendas de cuero, chokers, botas militares, tachuelas, pinchos y piercings inyectan algo de dureza a una colección esencialmente romántica.

Flora y fauna

Las plantas y los animales (mariposas, libélulas, escarabajos, polillas, tigres, leones…) se mantienen como los motivos favoritos de Michele, siendo la mayoría de inspiración oriental. Su pasión por las culturas de esa parte del mundo también queda de relieve en el diseño de varias prendas, así como en la inclusión de sombrillas de seda hechas a mano en el desfile.

Un trabajo brillante (literalmente)

Gucci está dispuesta a saltarse todas las normas, incluida la de que en otoño hay que vestir con tonos apagados. Gafas, joyas, vestidos, trajes, lazos, medias y capuchas. Toda clase de prendas y accesorios abrazan los brillos con la clase con que únicamente Gucci puede hacerlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *