Gafas de sol para la montaña

Gafas de sol para la montaña

Las gafas de sol para la montaña es un elemento imprescindible para proteger los ojos de elementos dañinos, como los rayos ultravioleta, el viento y cualquier partícula de polvo o insectos que puede estar suspendidas.

No vale cualquiera, tienen que cumplir con el tipo de montañismo que vayas a practicar, que sean cómodas, resistentes y duraderas, al igual que tienen que cumplir con el diseño que mejor se adapte a tu cara. En Hombres con Estilo te aconsejamos cómo elegir las mejores gafas de sol para la montaña.

Características generales para unas gafas de sol para la montaña

Es importante elegir el tipo de gafas que se adapten al tipo de deporte que vayas a practicar y cual es la exposición permanente a la que se van a someter tus ojos para poder protegerles lo máximo posibles. No hay que olvidar que podemos encontrar en el mercado  gafas con adaptador óptico por si queremos tener los cristales graduados.

En rasgos generales, las mejores gafas de montaña son aquellas con una buena sujeción, que sean capaces de cambian de tono dependiendo de la cantidad lumínica a la que esté expuesta y con un tratamiento antivaho.  Además deben marcar una categoría 4 y que esté polarizada y fotocromática.

Gafas de sol para la montaña

Las lentes son uno de los factores principales. Hay que elegir una lente con una categoría comprendida entre 0 y 4, este nivel nos permitirá la cantidad de absorción lumínica visible que puede dejar traspasar. Para que te hagas una idea el nivel 0 es una lente casi transparente y el nivel 4 es muy oscura, ideal para zonas de montaña con nieve y zonas acuáticas con grandes reflejos de sol. Ya no es cuestión de tener la mayor oscuridad en la lente, sino que venga con el mayor tratamiento anti UV.

  • Los colores pueden variar dependiendo del tipo de necesidad, las de color verde nos permiten captar los colores correctamente. Las marrones nos ayudan a filtrar mucho mejor las radiaciones azules y aumentar la profundidad de campo. Las amarillas son aptas para días nublados y de escasa luminosidad, pero deben de incorporar igualmente un tratamiento anti UV. Las de tono gris dan uniformidad a la luz y respeta los colores naturales.
  • Las lentes fotocromáticas: son ideales para practicar deporte como el ciclismo, ya que se adaptan muy bien a la luz, sin notar los espacios drásticos de luminosidad de una zona a otra.
  • Las lentes poralizadas: Ayudan a aumentar la calidad y el color del entorno, hacen un efecto antirreflejo para las zonas con agua y nieve.

Gafas de sol para la montaña

Hay que elegir entre unas gafas ligeras, cómodas y que se adapten a la anatomía de tu cara, hay infinidad de modelos en el mercado que te pueden impresionar.

Con buena ventilación: hay que tener en cuenta la buena aireación entre las gafas y tu cara, para que no aparezca el dichoso empaño de las lentes. Esto suele pasar en zonas de gran humedad y en invierno.

Con unas buenas patillas: que sean prácticas y que tengan un buen agarre a la cabeza. Si practicas deportes en la montaña como escalada o en bicicleta es importante que las patillas se mantengan fijas. Para ello existen accesorios de agarre extra como correas.

¿Por qué son tan importantes las gafas de sol en la montaña?

Las gafas de sol nos tienen que proteger de algo tan nocivo como son los rayos UVB. Hay que saber que cada 1000 m de altura que subas de montaña los rayos UVB aumentan un 10%. Hay elementos en la naturaleza que aumentan ese nivel de rayos, como es la nieve, ya que refleja de un 80 a un 90% de la radiación, para que te hagas una idea una zona sin nieve refleja un 20%.

La radiación solar se multiplica por 1,5 a 2000 m de altura sobre el nivel del mar, y por 2,5 a 4000 m. Hay que reseñar además que será más propenso dependiendo de la estación del año y sobre la incidencia de los rayos solares. La radiación es mucho mayor en otoño que en primavera, aumentando hasta un 25% más por el crecimiento de la capa de ozono.

Gafas de sol para la montaña

Problemas que pueden ocasionar cuando no se usan

  • Los síntomas más comunes suelen ser la degeneración macular, con el envejecimiento prematuro de todos los tejidos que forman parte del ojo.
  • El Pterifion: es el crecimiento anómalo de un tejido molesto haciendo de una pequeña capa rosada llegando a ser molesta e incluso muy molesta.
  • El síndrome del “White out” esta dolencia suele aparecer más cuando se practica deporte de frío extremo, llegando a la congelación de los párpados por las bajas temperaturas, y causando la pérdida de la visión, la fotofobia y hasta una necrosis irreversible.
  • La fotoqueratitis u oftalmia de las nieves, debida a una larga exposición a los rayos UVB provocando una erosión de las células que cubren la córnea del ojo.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.