Diferencia entre skinny y slim

Diferencia entre skinny y slim

Los términos para diferenciar los estilos de los pantalones van en auge. Si antes conocíamos de primera mano el pantalón estrecho o ajustado, ahora nos traemos algunos vocablos ingleses para poder adjudicar la nominación perfecta a un pantalón. Los más habituales son slim, skinny, cropped, straight o carrot jeans, aunque hoy vamos a abordar la diferencia entre skinny y slim.

Cualquiera de los dos estilos hacen gala de ser cómodos y prácticos y además sientan de maravilla. No olvidemos que los pantalones son esa pieza que ha de sentar como un guante y siempre bajo cualquier concepto es mejor hacer una prueba que comprar online.

Los jeans son vaqueros que deben su nombre al lejano Oeste cuando podíamos verlo en películas tan famosas interpretadas entre James Dean y Marlon Brando. Con el paso de los años han cambiado mucho su apariencia y ahora se embriagan de multitud de formas y colores, tanto para hombre como para mujer.

Skinny y Slim ¿existen diferencias?

Los dos llevan una palabra en común: estrecho. Son innumerables las formas en que un pantalón ha dado mil vueltas con cantidad de aciertos para que sean vestidos de una forma u otra. Se ha experimentados con el tiro, el corte, el tejido y las lavadas o desgastes. Puede parecer una tarea fácil, pero no es sencillo encajar con uno que se mantenga neutro y quede bien en todos los cuerpos.

Gracias a los influencers o deportistas podemos conocer de primera cuál es el pantalón de moda, o cómo puede llegar a ser aquél que nos gusta y cómo combinarlo. Aunque la mejor resolución la tenemos nosotros cuando llegamos y nos compramos lo más básico o lo que siempre nos favorece. La diferencia entre ambos estilos es casi impalpable, tan solo hay que analizar unas pequeñas características para poder nombrar al pantalón por su nombre.

Diferencia entre skinny y slim

Pantalón Slim

Es un pantalón estrecho, recto, llamado “slim” a secas o también denominado “slim fit” que significa ajustado. El objetivo del slim es que quede ajustado al cuerpo, pero sin estar demasiado pegado, y el slim fit se entalla mejor al cuerpo y hace que la silueta esté mucho más realzada y favorecida.

El Slim deja que se pueda llevar de modo ajustado en la pierna. Pero tiene una terminación en el pantalón y en el tobillo algo más ancho, tipo cónico, para poder meter el pie sin dificultad. También se caracteriza por ser de tiro bajo en su cintura y cómo hemos reseñado se puede llevar estrecho, pero sin que llegue a ser un jegging. Para poder darle la forma y que sean fáciles de llevar llevan materiales elásticos como el elastano.

Los pantalones slim pueden ser fabricados con varios cortes:

  • De corte Recto: el tamaño del ancho de la pierna y de la rodilla son del mismo tamaño, coincidiendo que la parte del muslo quedará por lógica mucho más ajustada.
  • De corte Taper: El pantalón es recto y estrecho hasta la rodillas, pero se estrecha mucho más desde la rodilla hacia abajo.
  • De corte Atlético: La parte del muslo es estrecha, pero algo más ancha que el resto del pantalón.
  • De corte Boot Cut: estos pantalones están diseñados para que sean mucho más anchos en la parte del tobillo para que puedan usarse con botas.

Pantalón Skinny

Los Skinny son más ajustados que los Slim. Tienen un corte mucho más ajustado y se caracterizan por terminar en la parte de los tobillos con más estrechez, lo que hará que cueste mucho más meter el pie.

Diferencia entre skinny y slim

A diferencia de los Slim tienen un tiro medio en la parte de la cintura y son sin ninguna excepción muy estrechos o ajustados desde el principio hasta el final. Su apariencia es de un pantalón ajustado a la pierna y cintura, dando una apariencia delgada y alargada.

Los pantalones Skinny son adecuados para cualquier cuerpo, tan solo hay que saber evaluar si resulta eficaz para tu tipo de cuerpo. Para poder vestir este tipo de pantalón y con acierto se puede hacer una pequeña evaluación de cómo debería de ser tu compra.

Si tienes las caderas anchas los pantalones Skinny de color oscuro son ideales. Son favorecedores los de color negro, gris marengo y azul marino. Otra opción y que también resulta es el uso de pantalones claros como el blanco o el beige, ya que conseguirás que se fijen más en el color que en tus caderas.

Para las caderas estrechas o rectas se pueden usar pantalones con algún tipo de detalle como algún roto, parches o zonas desgastadas. Los bolsillos en diagonal también son un acierto. Los pantalones de cualquier color son un buen añadido y de hecho los colores llamativos sientan muy bien.

Para piernas muy delgadas los pantalones skinny puede que potencien todavía mucho más la delgadez. Para poder dar un toque neutro lo mejor es vestir con los pantalones slim. Aunque hay igualmente otro tipo de pantalones que son muy favorecedores, como los ya descritos, cropped, straight o carrot jeans.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)