Cómo son los testículos por dentro

Cómo son los testículos por dentro

Los testículos son las góndolas (glándula genita) masculina. Están ubicados por debajo y ambos lados del pene. Están sujetos por la bolsa escrotal que tiene forma de piel y algunas capas más para darle protección. El tejido muscular es una de las capas que harán que la bolsa que se forme quede arrugada, dejando a los testículos mucho más relajados o recogidos.

Estas glándulas son las productoras de espermatozoides y de las hormonas sexuales entre ellas la testosterona. Sin duda estamos hablando de unos órganos glandulares que son bastante grandes en proporción a lo que es el aparato reproductor masculino.

¿Qué forma tienen los testículos?

Estos órganos tienen una forma ovalada con un tamaño entre cuatro a ocho centímetros de largo y dos o tres centímetros de ancho. Están rodeados de una bolsa de piel llamada escroto, es muy rugosa y bastante elástica, la cual hará que su temperatura permanezca inferior a la del resto del cuerpo, entre 1 a 3° menos. Su apariencia, vellosidad o coloración dependerán mucho de un hombre a otro dado su raza o edad.

El hombre como en el resto de animales mamíferos tienen sus testículos que proceden de la parte abdominal, a la derecha e izquierda de la columna lumbar y al lado de los riñones. En la gestación de la madre el bebé varón desarrolla sus testículos en la zona abdominal, pero abandonan esta región para descender a la zona inguinal, arrastrando consigo las bolsas que lo envuelven y recomponiéndose la forma definitiva.

Los testículos son de color rojo o de un tono blanco azulado, todo dependerá de cómo esté irrigando su sangre. Es frecuente encontrar a una edad avanzada y no de niñez pequeños quistes grasos, angiomas que parecen antojos, varices, aunque todas ellas sin reportar ningún tipo de problema grave.

Región escrotal

Es toda la zona que recubre o envuelve a los testículos, tienen forma de saco y son alargados. Se sitúa por debajo de la zona pubiana, delante del periné y por detrás del pene. Toda esta región se divide en varias capas:

  • La piel o escroto: es la parte más fina y la más exterior, donde crece el vello.
  • Dartos: es la capa que continúa al escroto, también es delgada y está compuesta por fibras musculares lisas.
  • Túnica seros o fascia de Cooper: tiene una anatomía parecida a fibras que provienen del músculo oblicuo mayor del abdomen. Estas fibras son arrastradas por los testículos para que hagan su descenso desde el abdomen hacia la zona escrotal.
  • Túnica muscular: está formada por expansiones del músculo cremaster, el cuál acompaña al cordón espermático. Sus fibras provienen de las fibras musculares de los músculos anchos del abdomen que también arrastran hacia el descenso testicular.
  • Túnica fibrosa: tiene forma de saco y envuelve la zona del cordón espermático y el testículo.
  • Túnica vaginal: es una membrana serosa que ser repliega hacia dentro del testículo y el epidídimo
Cómo son los testículos por dentro

Foto extraída de Wikipedia y de Google Sites. Testículo, epidídimo y funículo espermático de un gato doméstico: 1. Parte delantera, 2. Parte posterior, 3. Borde del epidídimo, 4. Borde exterior, 5. Mesenterio testicular, 6 Epidídimo, 7. Red de arterias y venas del testículo, 8. Vasos deferentes.

Constitución del testículo por dentro

El testículo y el epidídimo se componen de dos partes muy distintas. Una parte es una cubierta fibrosa o albugínea llamada ‘albugínea testicular’ y es la que recubre al testículo. Y está la ‘albugínea epididimaria’ que recubre el epidídimo.

La albugínea testicular es una parte muy fibrosa que envuelve el testículo, su parte exterior está formada por la ‘hojilla visceral’ de la túnica vaginal. Y su parte interior corresponde al propio tejido del testículo.

En la parte del borde posterosuperior está el ‘cuerpo de Highmore’ dónde se forman una red de conductillos espermáticos denominados ‘red de Haller’. De una de las partes de Highmore parten una serie de laminillas o tabique que se expanden hacia la periferia del testículo, dividiéndolo en lobulillos.

Funciones del testículo

La función del testículo es principalmente la de crear y almacenar los espermatozoides, pero vamos a observarlo con más detención qué más puede llegar a crear:

  • La producción de los espermatozoides: se crean el túbulos seminíferos, en la parte más externa de la pared de los túbulos, dónde se encuentran las células germinales. Éstas células son primero redondas y después se van alargando, para que finalmente se conviertan en espermatozoides maduros. De aquí irán recorriendo los túbulos para ir nadando hacia el epidimo, el conducto deferente y las vesículas seminales, dónde finalmente se almacenarán.
  • La producción de testosterona: se encuentra en el tejido intersticial que a la vez se aloja entre los tubulillos, una zona rica en células de Leydig que son las encargadas de crear testosterona. Esta hormona se distribuirá por todo el cuerpo a través de la sangre para que pueda prestar sus funciones. Si por un casual desciende la testosterona se puede deber a que los testículos son muy pequeños desde su nacimiento (atrofia testicular), o a que se ha perdido el tejido testicular, o por la entrada de la menopausia masculina o el uso abusivo de esteroides anabolizantes.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)