¿Cómo prepararse para correr una maratón?

Cómo prepararse para correr una maratón

Hacer deporte es sano y recomendable para mantenerse en forma y conseguir que nuestro cuerpo y nuestra mente permanezcan más tiempo en buenas condiciones. Mantener una vida activa nos llena de energía, pero hay personas que deciden llevar su afición un poco más allá de la simple rutina para entonar el cuerpo en las mañanas o para relajarse en las tardes y apuestan decididamente por hacer del deporte una meta para ponerse a prueba. Por ejemplo, corriendo una maratón. Si estás optando por este camino y quieres saber cómo prepararse para correr una maratón, sigue leyendo. 

Correr una maratón necesita preparación previa

Una cosa es hacer deporte por placer o para cuidarse y otra diferente es convertir la afición en una competición. Hay personas que realmente disfrutan poniendo a prueba sus capacidades, su resistencia y, a veces, su velocidad. Es el caso de los corredores. Como ejemplo, todos esos casos de hombres y mujeres de edad avanzada que siguen corriendo y hasta participando en carreras populares con una energía que quisiéramos muchos que tenemos menos edad. 

En cualquier caso, no es ninguna tontería eso de presentarse a una maratón, pues hay que estar muy preparado para ello. Si no te preparas lo suficiente, tu cuerpo podría sufrir las consecuencias y no hablamos únicamente de que quedes en el último lugar, sino que puedes incluso sufrir lesiones, problemas de huesos o un mareo a causa de tu baja forma. Porque una maratón es una competición exigente y, queramos o no, acabamos picándonos y forzándonos más de lo inicialmente previsto. 

Para que no te ocurra a ti y llegues en perfecto estado a correr una maratón, toma nota de nuestros consejos. 

Reglas de oro para prepararse para correr una maratón

Cómo prepararse para correr una maratón

La primera regla de oro es no presentarse a correr maratones si no estás realmente preparado. Pero ojo que no solo hablamos de preparación física, sino también mental, porque la carrera te pondrá a prueba a todos los niveles. Además, es importante que verifiques que te encuentras en perfecto estado de salud. Puede que tú te sientas bien, pero nunca se sabe qué tal se encuentra nuestro corazón, y un sobreesfuerzo puede traer consecuencias no esperadas para él. Hazte un chequeo, sobre todo si ya has cumplido cierta edad, aunque en verdad a cualquier edad es bueno revisarse. 

Una vez has confirmado que tu salud es buena y estás apto para hacer un entrenamiento suficiente para correr una maratón, pasamos al siguiente punto: el entrenamiento. Eso sí, entre los corredores, como entre cualquier atleta, son fundamentales dos factores con los cuales cumplir necesariamente: tiempo y constancia. Tiempo para entrenar y constancia para no decaer en ánimo y para tener tu disciplina de entrenamiento sin caer en el aburrimiento, en el cansancio ni en el agobio. ¿Los tienes? Sigamos adelante. 

Conoce cómo será la maratón

Para combatir a un enemigo, no importa de quién o qué se trate, hay que conocerlo bien. Y con la maratón ocurre lo mismo. Necesitas saber todo acerca del evento, desde qué distancia tendrás que recorrer hasta cómo es el terreno por el cual tendrás que pasar corriendo, sus baches, etc. Evidentemente no es lo mismo correr sobre un terreno llano que sobre un terreno donde haya cuestas, baches, piedras, etc. 

Además, es importante también que explores el lugar para que el día X sepas bien por dónde moverte y no te despistes. Cualquier descuido puede hacerte perder tiempo y, con ello, la carrera. Puede parecer raro que te pierdas, pero si vas tan concentrado en correr o en tus pensamientos, no es tan descabellado que pierdas el norte en un momento dado. Y lo malo es que cada segundo cuenta. 

Empieza con carreras cortas

Cómo prepararse para correr una maratón

No quieras recorrer 40 metros de golpe. Tu cuerpo se tiene que ir haciendo a la carrera. Empieza con distancias cortas y, poco a poco, ve aumentando los kilómetros. Cuando te sientas preparado, prueba con una media maratón y, cuando ya te sientas bien al cien por cien con este tipo de esfuerzo, entonces y solo entonces será cuando estarás preparado para correr una maratón o carrera larga en toda regla. 

Busca apoyo para tus entrenamientos

Puedes entrenar solo si no encuentras a nadie que quiera unirse a tu afición por correr, aunque también están los clubs y grupos de running que hacen el trance del entrenamiento más entretenido, interesante y divertido. Podréis apoyaros entre vosotros, aprender los unos de los otros y, de paso, hacer amistad con personas que tienen una misma afición. También te permitirá comprobar si lo estás haciendo bien y tomar nota de cómo lo hacen corredores que sean más veteranos.  

Paciencia y tiempo

Tómate, como mínimo, cuatro semanas como tiempo de entrenamiento para una maratón. Es perjudicial acelerar en el entreno, pues debes ir progresivamente de menos a más. Respeta los tiempos de entrenamiento y también los descansos, porque descansar es fundamental para que el cuerpo se recupere y para que la mente haga lo propio. 

No olvides los estiramientos

Correr no es solo coger velocidad y no desfallecer en el trayecto. Necesitas hacer estiramientos como calentamiento previo, para que tus articulaciones entumecidas y tus músculos agarrotados despierten y se preparen para el ejercicio. 

La alimentación también influye

Si entrenar es prioritario, no es menos importante la dieta que lleves. Recuerda que los alimentos que consumes te aportarán el combustible indispensable para que tu cuerpo responda al esfuerzo requerido. Tienes que consumir carbohidratos antes de correr y, antes, durante y después, beber mucha agua o bebidas isotónicas que te ayuden a estar hidratado y a recuperar los líquidos perdidos por el sudor. 

El calzado y ropa adecuados

Por último, ten en cuenta la ropa que usarás para correr. Y, sobre todo, el calzado. Tus pies lo serán todo. Y si usas unas zapatillas de deporte inadecuadas, esto te dificultará correr en plenitud, además de que puedes sufrir daños e incluso caídas y lesiones. 

Teniendo en cuenta estos consejos y recomendaciones acerca de cómo prepararse para correr una maratón, ahora eres tú quien decide cuándo empezar tu entrenamiento. ¿Te animas? Si ya eres corredor, cuéntanos qué es para ti lo más importante a tener en cuenta. 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.