Cómo planchar una camisa

A todo el mundo le conviene saber cómo planchar una camisa. Y es que ponerse una camisa arrugada o mal planchada es una de las formas más rápidas de arruinar un look prometedor.

Para planchar una camisa no es necesario tener mucha experiencia con el planchado (puedes conseguir un resultado excelente incluso si eres principiante), pero tampoco se puede hacer de cualquier manera. Descubre cómo planchar una camisa paso a paso:

Preparativos

Para conseguir un resultado óptimo, debes llevar a cabo unos pequeños preparativos:

Equipo de planchado

Necesitas una plancha, una tabla de planchar y agua destilada. También es una buena idea contar con un accesorio para planchar mangas y un pulverizador de agua. Además, es importante que la base de la plancha y la funda de la tabla estén limpias, así como la camisa que vas a planchar. En combinación con el calor, existe el riesgo de que cualquier pequeño resto se convierta en una mancha altamente resistente.

Temperatura

Comprobar las etiquetas de las prendas antes de planchar es fundamental para no arruinar la camisa. Ese pequeño trozo de tela situado en el interior de tu camisa te dirá cuál es la temperatura apropiada para la plancha.

Muchas planchas se pueden configurar en función del tipo de tela que se va a planchar: mezcla, algodón, lino, etc. Las telas delicadas se deben planchar a menos temperatura. Las personas con mucha práctica pueden acertar la temperatura adecuada simplemente viendo y tocando la camisa.

Agua

Las planchas a vapor necesitan agua. Lo más aconsejable es utilizar agua destilada para llenar el depósito, ya que contribuye a que el funcionamiento y el resultado sean mejores. Para ahorrar producto, utiliza solo el agua que necesites. Con la práctica se aprende a calcular la cantidad en función del número de camisas a planchar.

Por último, puedes humedecer tu camisa utilizando el pulverizador de agua para que el planchado sea más suave. Muchas personas lo mantienen cerca por si necesitan utilizarlo de nuevo durante el proceso de planchado. También es útil para rectificar fallos: aplicas y vuelves a pasar la plancha.

Planchado

Las camisas son una unión de diferentes piezas de tela. Plancharlas siguiendo siempre el mismo orden te ayudará a no olvidarte de ninguna y a que no se arrugue de nuevo durante el proceso. Cuando termines, cuélgala en una percha y abrocha el botón superior.

Los siguientes consejos son clave para prevenir arrugas y conseguir que el resultado del planchado sea impecable:

  • Asegúrate de que la punta de la tabla de planchar queda en el lado contario a la mano que utilizas para sujetar la plancha. Es decir, si eres diestro, la punta de la tabla de planchar debe quedar a tu izquierda.
  • Pasa la plancha con la parte puntiaguda hacia delante.
  • Pasa la plancha de fuera hacia dentro.
  • Realiza pasadas cortas.
  • Asegúrate de aplicar la presión suficiente.

Puños y mangas

Massimo Dutti

Puños: A veces es suficiente con planchar únicamente un lado del puño. En cualquier caso, dale la vuelta al terminar, y si continúa habiendo arrugas, haz otra pasada. Si es un puño doble, despliégalo por completo antes de plancharlo. Vuelve a doblarlo y repasa de ser necesario.

Mangas: Estira la manga sobre la tabla de planchar, asegurándote de que queda bien plana. Haz pequeñas pasadas desde la sisa hasta el puño. Repite por el otro lado. Evita pasar la plancha por los bordes de la manga si no te gustan las mangas muy afiladas. O también puedes utilizar el accesorio para planchar mangas. Se trata de introducir la manga e ir planchando a medida que se le da la vuelta, hasta llegar al punto de partida.

Cuello y canesú

Cuello: Despliega el cuello sobre la tabla de planchar. Desmonta las ballenas en caso de que lleve y no estén cosidas. Utiliza dos movimientos en lugar de uno: de fuera hacia el centro. Repasa si es necesario. Dale la vuelta para planchar el otro lado del cuello. Vuelve a plancharlo doblado si quieres que la raya quede más marcada.

Canesú: El canesú es la pieza situada en la parte posterior de la camisa, justo debajo del cuello. Coloca el canesú plano sobre la punta de la tabla de planchar. Plancha primero un lado, después el centro y por último el otro lado. Ve recolocándolo sobre la tabla para mantenerlo plano.

Delantero y espalda

Zara

Delantero: Es la parte de la camisa que más se ve, así que es una buena idea dedicarle el tiempo necesario hasta que quede perfecta. Comienza por la parte interior del frontal, haciendo hincapié en la tira de tela donde están cosidos los botones. Después dale la vuelta para planchar el lado exterior. Pasa la plancha de abajo hacia arriba, asegurándote de que la tela está bien estirada (introducir el hombro el pico de la tabla te ayudará). Si lleva bolsillo, déjalo para el final. Utiliza la punta de la plancha en las esquinas. Repite con el otro delantero.

Espalda: Comienza por una costura lateral. Pasa la plancha de abajo hacia arriba (también en los pliegues de la costura del canesú en caso de que tenga) y ve rotando la prenda sobre la tabla de planchar hasta llegar a la costura del otro lado. De nuevo el pico de la tabla te ayudará a mantener estirada la tela.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.