¿Cómo abrir candados sin llave?

Abrir candados sin llave

Es bastante habitual enfrentarte al momento de querer abrir un candado y no encontrar la llave. Seguramente necesites urgentemente abrir el candado, y para ello te daremos las mejores claves para poder abrirlo y sin llave.

Para llegar a este tutorial, es porque se necesita una solución esperanzadora e inmediata para algo urgente. En muchas de estas ocasiones no necesitamos ni tan siquiera las manos de un profesional y podremos hacerlo con un poco de paciencia y ahorrándonos tiempo y dinero.

Abrir un candado con el martillo

Existen numerosas técnicas que podremos emplear para abrir un candado de forma eficaz. Siempre podemos utilizar un martillo, pero no utilizando la fuerza bruta, sino manejando de forma precisa la maña y la precisión. Esta técnica es muy efectiva para abrir candados con numeración o combinación.

Hay que tener claro que golpearemos el candado, pero sin hacerlo con mucha fuerza, ya que se puede romper y ya no tendrá su funcionalidad. Golpearemos con toquecitos pequeños, pero firmes. Hay que conseguir que se provoquen grandes vibraciones hasta conseguir que el candado se vaya abriendo. Con ello conseguiremos que la cerradura se vaya abriendo o desplazando poco a poco hasta verlo abierto.

Abrir candados sin llave

Utilizando un clip de metal

Un clip puede ser una alternativa útil y que puede encontrarse en casi todas las viviendas. Si el clip tiene un recubrimiento de plástico habrá que retirarlo hasta conseguir tener la parte metálica.

Extiende el clip por completo y coge el extremo y dóblalo unos 45 grados. Tiene que parecer una pequeña llave porque lo vamos a introducir en la parte dónde se introduce la llave. Haremos movimientos suaves como si fuéramos a abrirlo y haciendo a la vez presión hacia arriba. Puede que no sea fácil realizar esta destreza a la primera, pero habrá que tener paciencia e ir moviéndolo hasta ajustarlo. Escucharás pequeños chasquidos mientras giras el metal, cuando observes que por fin ha girado es cuando comprobarás que se ha abierto.

Una herramienta llamada ganzúa

Este instrumento es de los más utilizados, se deriva a varias formas y es de los más utilizados en los cerrajeros. La ganzúa está fabricada y creada especialmente para abrir candados sin la utilización de la llave. Es un objeto punzante con una terminación algo retorcida para que pueda hacer su función.

Se introducirá el metal por la ranura del cilindro e intentaremos movilizar los pines, resortes y contrapines. Su finalidad es activar este mecanismo para que finalmente pueda girar el cilindro. Detallamos sus pasos a continuación:

  • Introducimos la ganzúa dentro del candado como si fuera la llave. Hay que dejar que la punta se dirija hacia arriba, es a dónde apuntan los dientes de la llave una vez que entra el cilindro en el candado.
  • Hay que mover la ganzúa en forma vertical y horizontal, intentando sacarla solo hasta la mitad y volviendo a introducirla, pero sin llegar hasta el fondo. Hay que intentar presionar con la finalidad de apuntar los dientes de la llave.
  • Gira el cilindro con una laina, mientras se realiza el movimiento de la ganzúa. Con unos cuantos movimientos precisos y con paciencia observarás cómo el cilindro gira y el candado se abre.

Abrir candados sin llave

El estetoscopio

Este instrumento médico se ha utilizado para abrir las cajas fuertes cuando son modelos clásicos. La idea es de escuchar el mecanismo de un candado cuando sea de numeración o combinación. Colocamos el estetoscopio y vamos moviendo los números, en el momento que coloquemos un número y hace un bloqueo típico y un sonido seco, aquí es dónde se notará que es ese el número.

La fabricación de una lámina de metal

En esta parte hay que hacerse con un trozo de chapa, tiene que ser algo firme como la de la lata de un refresco. Recortaremos un trozo de lámina de metal con forma de T con la ayuda de unas tijeras. Debe tener el tamaño correspondiente para que puedas introducirlo por la ranura.

  • Hay que doblarlo ligeramente haciendo una curva y lo introduciremos en la parte de la ranura, haciéndolo girar de un lado a otro. Hay que intentarlo hasta observar cómo se abre el candado.

Abrir candados sin llave

Utiliza un taladro con una broca fina

El taladro se puede llegar a utilizar como medida exclusiva y utilizando la fuerza. La idea es de manejarlo sin llegar a dañar el candado, al menos, para poder dejarlo servible en la próxima vez.

  • Utilizaremos una broca fina y perforaremos el candado por el lado derecho, dónde se mantiene el arco fijado al candado. Para poder hacer mejor la perforación sin que resbale la broca, podremos limar la superficie un poco con una lima de metal.
  • La idea es perforar el espacio donde va cada pin, sin llegar a dañarlos y con la idea de que puedan ser extraídos con cuidado.
  • Cuando extraigas los pines del candado ya estará listo para poder ser abierto con cualquier llave, ya que la caja dónde van insertados estará vacía. Ahora podrá ser abierto sin dificultad. Si guardas todo lo que has extraído podrá volver a colocarse en un futuro para volver a ser utilizado.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.