¿Blazer o americana?

¿Blazer o americana?

Tanto el blazer, americana como chaqueta, tienen en común un significado similar, pero en realidad cada uno tiene un concepto particular. Los términos que se han adjudicado a cada uno tienen su intención, ya que a lo largo de la historia y debido a su evolución se le ha ido creando un diseño que lleva su propio nombre.

¿Hay que escoger entre blazer o americana? ¿Qué diferencia hay entre ambos? Haciendo una vista por encima podemos encontrar pequeños detalles que a día de hoy podremos reconocer en las innumerables tiendas. La distinción está entre lo moderno y más casual, y entre lo elegante y formal.

Conocemos el término chaqueta como un nombre genérico para denominar al blazer o americana. Su origen está recapitulado desde una sastrería tradicional de Inglaterra, dónde más tarde se exportó a América y se le adjuntó el nombre de Americana.

Hay que puntualizar que la chaqueta es el término que se le da a estos dos nombres. En la actualidad es tal y cómo la conocemos, pero nació en Inglaterra dónde más tarde se exportó su diseño a América. Allí se comenzó a fabricar como una prenda única y formal y dónde se le adjudicó el nombre de americana. Hay que reseñar que algunos diseños de americanas se han creado de una sola pieza.

¿Blazer o americana?

Singularmente dependerá de la persona y el momento en el que se vaya a utilizar. Como ya hemos indicado, el blazer es muy elegante, pero tiene ese toque deportivo. La americana es mucho más elegante y dependerá del evento o momento al que se vaya a presentar.

Blazer y americana son dos conceptos que ya vienen implantados desde hace años, aunque siempre hemos usado chaqueta o americana. Los detalles y diferencias podremos encontrarlos en sus accesorios y el corte de la tela y lo especificamos a continuación.

¿Blazer o americana?

La americana

La americana es una prenda muy formal. Nace en Inglaterra a finales del siglo XVIII y se crea a al tener que cortar los faldones de las levitas. De esta forma se crea una chaqueta mucho más fácil de llevar, más funcional y sin perder la elegancia.

En el siglo XIX se crea una chaqueta más entallada con el nombre de “suit jacket” y gracias al aristocrático Beau Brummell (el perfume Brummell lleva su figura impresa) se expande su moda ya que se convierte en un referente de la moda en ese tiempo.

Chaqueta americana

Los inmigrantes ingleses también dan a conocer este estilo de chaqueta. Hacen algunos cambios, de los tres botones dejan solo dos y la abertura única que tiene es sustituida por dos aberturas más funcionales a cada lado de la prenda.

En España llega este modelo de chaqueta en el siglo XIX y ya se le bautiza como chaqueta americana, dado su origen. Destaca su estilo formal, con una tirade de dos botones oscuros y bolsillos con tapeta. Esta chaqueta americana está diseñada para que vaya a juego con el pantalón y así formalizar el traje.

Es la prenda ideal a un evento especial y formal, como un torneo o celebración. Este tipo de prenda es ideal para llevar con el primer botón abrochado. Si bien la hemos encajado como prenda formal para acompañar al pantalón y que vayan a juego, también la podemos utilizar de manera individual y algo más informal, combinándola con pantalones chinos o vaqueros.

El blazer

Tiene su origen desde la marina desde este dato podemos encasillarla en que es algo más deportiva. También es elegante, pero con un toque más casual. En sus comienzos se distinguía por llevar botones metálicos y bolsillos de parche. Algunos de ellos llevaban algún tipo de insignia en el bolsillo del pecho y eran un signo de prenda para vestir en las competiciones de Cricket en Inglaterra.

Blazer en hombre

La reina Victoria de Inglaterra en el siglo XIX quiso confeccionar una chaqueta, con base a la americana, dónde se creó con tejidos mucho más resistentes, con el mismo corte y bolsillos de parche. En este estilo podemos observar que es mucho más deportivo y casual.

En los años 20 los blazers se pusieron de moda, dónde destacó su combinación con pantalones blancos. Hoy en día podemos combinarlos con cualquier pantalón, generalmente de estilo slim, en cualquier color e incluso con jeans. Se puede crear un look más casual.

Para poder debatir estas dos chaquetas hay que puntualizar varios aspectos. Son detalles muy sencillos dónde la americana es más formal, con una tira de botones oscuros y bolsillos con tapeta. Generalmente suele ir a juego con el pantalón. Sin embargo, el blazer es más casual, con un tejido mucho más resistente y con bolsillos de parche. Resultan perfecto para vestir de manera algo más informal y quedan perfectos con vaqueros.

Puedes leernos en nuestras “ideas para llevar 3 tipos de blazer” y en “cómo proyectar una imagen elegante con americanas clásicas”.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.