El baile como arma de seducción

Igual que en algunas especies de animales el macho atrae a la hembra con el baile, el ser humano no es diferente.

En muchas regiones del planeta bailar es un paso previo insalvable que un hombre debe cumplir, antes de pretender cualquier otra cosa con una mujer.

Hay quienes incluso van más lejos y señalan que algunos pasos de baile, son el equivalente humano de los rituales de cortejo de las aves.

¿Por qué el baile?

Cuando salimos a una discoteca o estamos en una fiesta y queremos conocer a una chica, el baile es una manera rápida de romper el hielo. El acercamiento previo al momento de invitar a una chica a bailar, debe formar parte de tu ritual de seducción.

Una vez en la pista, si todo marcha bien, imagina en el cúmulo de sensaciones que se generan al respirar del mismo aire que tu pareja. Mientras compartes una salsa o un reggaetón, podrás abrazarla, verla a los ojos, rozar todo su cuerpo. Después de todo, ¿qué mejor excusa para propiciar contacto físico que una sesión de baile?

Todo depende de ti

Hay que ser cuidadoso y precavido. Entre dos bailarines que se acaban de conocer, se establece una química y una complicidad. Pero eso no implica que tu pareja esté instantáneamente dispuesta a otra cosa, más allá de bailar.

En cualquier caso, además de respeto, debes irradiar seguridad y firmeza. Mostrarte lleno de dudas no aumentará tu atractivo.

Para tener éxito en el baile con la chica que te gusta, debes procurar conseguir lo mismo que buscarías al hablar con ella: que se divierta, se relaje y sonría.

Happy young couple dancing

Si no sabes bailar, aprende

Hay bailarines natos. A otros, les cuesta más. Si estás en el segundo grupo, no te aflijas antes de tiempo. Bailar es un arte que, con esfuerzo, se puede llegar a dominar aunque sea de manera elemental.

Si necesitas motivación, hay premisas básicas a considerar: en el baile, el hombre es quien tiene el control y un seductor exitoso siempre controla su destino.

 

Fuentes imágenes: OcioPareja  /  ABC Familia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *