Frases de Alan Turing, el genio adelantado a su tiempo

Alan Turing

El británico Alan Turing fue un genio adelantado a su época, tal como reza el título de este artículo. Su contribución al desarrollo de las matemáticas e incluso al origen de las nuevas tecnologías resultó esencial.

Pero, además, con sus conocimientos ayudó a que los aliados venciesen en la Segunda Guerra Mundial creando un método capaz de descifrar el código Enigma, que usaban los alemanes en sus comunicaciones secretas. No hace mucho, Turing volvió a la actualidad al estrenarse The Imitation Game, una película sobre su vida y su papel en el conflicto en la que era interpretado por Benedict Cumberbatch. Para que lo conozcas mejor, vamos a presentarte algunas frases célebres de Alan Turing, pero antes repasaremos brevemente su biografía.

La vida de Alan Turing

Busto de Alan Turing

Busto de Alan Turing en la Universidad Southwest

Alan Mathison Turing vino al mundo en Londres el 23 de junio de 1912. Pasó buena parte de su infancia en India, donde su padre trabajaba para la administración colonial. De vuelta a Reino Unido, estudió en el prestigioso Kings College de la laureada Universidad de Cambridge.

Después de graduarse, se trasladó a la de Princeton, en Estados Unidos, para trabajar con el también matemático y lógico Alonzo Church. Ya en 1936, publicó un artículo en el que daba a conocer lo que hoy se llama la máquina de Turing. Básicamente, era una calculadora de capacidad infinita que, a partir de unas sencillas instrucciones lógicas, podía realizar cualquier operación. Sin embargo, lo más importante de este dispositivo era que sentaba las bases del moderno concepto de algoritmo.

Descifrando Enigma

Máquina Enigma

Una de las máquinas Enigma

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Alan Turing trabajó para su país en la Escuela Gubernamental de Código y Cifrado, uno de los tres servicios de inteligencia del Reino Unido. Se encargaba de descifrar las comunicaciones alemanas que se enviaban ocultas bajo complejos códigos.

Estos se creaban mediante una máquina llamada Enigma, que había inventado en 1918 el ingeniero Arthur Scherbius. Para que te hagas una idea de cómo trabajaba este dispositivo, te diremos que funcionaba como una máquina de escribir. Pero, cada vez que se pulsaba una letra, era reemplazada hasta en cinco ocasiones por otra distinta que elegía de modo aleatorio generando miles de millones de combinaciones diferentes.

Sin embargo, Turing y su equipo lograron descifrar su complejo lenguaje gracias a la creación de otra máquina. En su caso, la llamaron Bombe, aunque, para ser justos, les facilitaron el camino los ingenieros polacos que estudiaron primero Enigma. A su vez, Bombe recibió mejoras por parte del también matemático Alan Welchman y, al mostrar las comunicaciones alemanas, contribuyó no solo a que los aliados ganasen la guerra, sino también a acortar la duración de esta.

Precisamente, tras finalizar la contienda, Alan Turing se centró en el incipiente mundo de la informática. En concreto, empezó a trabajar en el diseño de ACE, iniciales de Automatic Computer Engine. También fue el creador del Abreviated Code Instruction, que daría lugar a los modernos lenguajes de programación. Pero, una vez hemos conocido mejor la vida y el trabajo de este genio, vamos a descubrir algunas de sus frases más célebres.

Frases de Alan Turing

Máquina Turing

Reconstrucción de la máquina Turing

Como no podía ser de otra forma, muchas de las citas más famosas de Turing tratan sobre el mundo de las máquinas y de la matemática. Refiriéndose a esta, señaló «el razonamiento matemático puede considerarse como la combinación de la intuición y el ingenio«. Más curiosa es la referencia que hizo a las primeras cuando dijo «las máquinas me sorprenden con mucha frecuencia».

Ya centrándose en el mundo de la informática, indicó que «una computadora puede ser llamada inteligente si logra engañar a una persona haciéndola creer que es otro humano». Y que «en vez de crear un programa que simule la mente adulta, ¿por qué no producir uno que imite la de un niño? Si este programa se sometiera a un curso educativo adecuado, se obtendría el cerebro de un adulto«.

Citas filosóficas

Bastón Lodge

Baston Lodge, donde vivió Alan Turing

No obstante, Alan Turing nos ha legado también muchas frases en las que muestra su concepto de la vida y de lo que la compone. En otras palabras, se trata de citas filosóficas. Por ejemplo, la que dice «la ciencia es una ecuación diferencial, la religión es una condición de frontera». O la otra que señala «solo podemos ver un poco del futuro, pero lo suficiente para darnos cuenta de que hay mucho que hacer».

Igualmente, nos ha transmitido citas sobre la condición humana. Así, la que dice: «Supuestamente, el cerebro humano es algo parecido a una libreta que se adquiere en una papelería: muy poco mecanismo y muchas hojas en blanco«. O la que expresa: «un hombre provisto de papel, lápiz y goma y con sujeción a una disciplina estricta es, en efecto, una máquina de Turing universal«.

Incluso habló sobre algunos temas que, en su época eran pura ciencia ficción demostrando que, en efecto, fue un genio adelantado a su tiempo. Por ejemplo, abordó el problema ético de la Inteligencia Artificial al afirmar: «Podríamos esperar que, con el tiempo, las máquinas lleguen a competir con el hombre en todos los campos puramente intelectuales. No obstante, ¿cuáles son los mejores para comenzar? Incluso esto resulta una decisión difícil».

Estatua de Turing

Una estatua en honor a Alan Turing

Pero aún más inquietante es esta otra frase: «Parece probable que, una vez que el método de pensamiento de una máquina haya comenzado, no le llevará mucho tiempo superar nuestros débiles poderes. Podrán conversar entre ellas para agudizar su ingenio. En algún momento, por tanto, deberíamos esperar que las máquinas tomen el control«. Debería hacernos pensar, como, igualmente, esta: «Si se espera que una máquina sea infalible, no puede ser además inteligente».

También en algunos momentos se permitió citas humorísticas, aunque con trasfondo. Así, cuando dijo refiriéndose a la computación: «No me interesa crear un cerebro poderoso. Todo lo que busco es un cerebro mediocre, algo así como el del presidente de la American Telephone and Telegraph Company». Suponemos que a este no le haría mucha gracia la frase.

En conclusión, Alan Turing fue un genio adelantado a su tiempo, como lo prueban estas citas que te hemos mostrado. Algunas de ellas son muy útiles para la vida y otras resultan auténticamente proféticas. Pero, sobre todo, lo demuestra su impresionante labor científica. Anímate a aprovechar sus enseñanzas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.