Los tres tipos de sudadera que debes considerar a partir de ahora

Tendencia de sudaderas grandes

Ponerte una sudadera ajustada es una de las cosas menos cool que puedes hacer esta temporada. Si quieres impresionar con tu estilo, lo que necesitas son sudaderas oversize que combinar con tus jeans y pantalones de vestir.

Antes de lanzarte a la tienda a por tu nueva sudadera, sé consciente de que entre una sudadera slim fit y una tipo Vetements existen dos niveles más moderados que debes considerar:

Grande

La costura de la manga se sitúa un poco más abajo de lo normal. Se producen bolsas de tela en torso, cintura y mangas, aunque su longitud no supera en mucho a la de una sudadera corriente. Se pueden combinar tanto con pantalones ajustados como rectos.

Extragrande

El tamaño de los hombros está claramente sobredimensionado para subrayar su voluntad oversize. Las bolsas de tela aparecen en mayor número y son bastante más acentuadas. En lo referente a la longitud, bajan hasta cubrir por completo las nalgas, e incluso más abajo. La única opción de pantalón son los tipo skinny, ya que, si le sumamos unas perneras anchas, se creará un efecto saco muy deslucido.

Gigantesca

Popularizadas por la firma Vetements, las sudaderas gigantescas van un paso más allá de lo que hasta ahora se entendía como oversize. Su longitud se mueve entre el final de las nalgas y la mitad del muslo. Una señal inequívoca de que estás ante una, es que sus mangas cubren las manos casi por completo. Si incluyen gorro, este es de un tamaño acorde al resto de la prenda, es decir, tan grande como para esconder la cabeza entera.


Escribe un comentario