Cómo lavar una chaqueta de cuero y conservarla en perfecto estado

Chaqueta de cuero

Las chaquetas de cuero se han convertido con el paso del tiempo en unas de las prendas más populares, que visten tanto hombres como mujeres y que rematan a la perfección cualquier look. Eso sí, si quieres lucir una de estas chaquetas vas a tener que rascarte el bolsillo en gran medida, si lo que quieres es tener una buena prenda y no una imitación que no te sentará demasiado bien y que además no te durará demasiado tiempo en perfecto estado.

Después de gastarte un buen dinero en tu chaqueta de cuero, deberás de cuidarla con gran mimo. Por ello hoy te vamos a echar una mano para que sepas cómo lavar una chaqueta de cuero y poder conservarla durante mucho tiempo en perfecto estado.

En el caso de que decidas comprarte una buena chaqueta de cuero, pero no la cuidas, dará igual lo que te hayas gastado ya que te durará muy poco y pronto se empezará a pelar el cuero. Si la cuidas y la mimas cada poco tiempo tu chaqueta de cuero formará parte de tu armario durante años y será con total seguridad uno de tus básicos para cualquier evento y momento.

Antes de arrancar con la explicación de cómo lavar una chaqueta de cuero, te recomendamos que leas con mucha atención todas las instrucciones y consejos que te vamos a dar. No tengas prisa, actúa con calma y no escatimes a la hora de adquirir productos para la limpieza ya que estos pueden hacer que la chaqueta dure más tiempo o termine por estropearse rápidamente

Limpia el exterior con un trapo húmedo

Chaqueta de cuero

En primer lugar y para comenzar la limpieza de nuestra chaqueta de cuero deberemos de utilizar un trapo húmedo o incluso una toallita de las casi todos tenemos en nuestra casa, para eliminar cualquier mancha visible que pueda tener nuestra prenda de ropa. Incluso si no vemos ninguna mancha, es conveniente pasarle este trapo húmedo o toallita, para eliminar posible suciedad aunque no tenga forma de mancha.

Es casi imposible dañar la chaqueta de cuero con el trapo húmedo o toallita, pero ten cuidado con la humedad ya que demasiada humedad para nuestra chaqueta puede dañarla. Tampoco es conveniente que cada día realices este tipo de limpieza, sino cada pocas semanas o incluso una vez cada dos meses.

Usa un limpiador especial para cuero

Si tu chaqueta de cuero tiene alguna mancha de consideración deberemos de tratarla con un limpiador para cuero, que eso sí no esté basado en agua. Con un trapo deberemos de frotar de forma cuidadosa hasta que la macha desaparezca o por lo menos se reduzca en gran medida.

Ten cuidado con el trapo que utilizas ya que si usas una tela demasiado abrasiva puedes terminar por rayar el cuero o dañar la chaqueta. Ni que decir tiene que debes de comprar el limpiador para cuero en un sitio de confianza y no en cualquier lugar, por un par de euros, ya que tal y como se suele decir lo que se compra barato, al final puede salir caro.

Repite los dos pasos anteriores

Si después de limpiar tu chaqueta de cuero de las dos formas que te hemos indicado las manchas o la suciedad no han desaparecido totalmente, es necesario que vuelves a repetir el proceso de forma cuidadosa tal y como hiciste en la primera ocasión.

Estas formas de limpiar tu chaqueta es la menos agresiva para ella y en la mayoría de los casos da buenos resultados. Si por el contrario no has conseguido los buenos resultados esperados, sigue leyendo que te vamos a seguir contando como limpiar tu chaqueta de cuero de una manera satisfactoria.

Lava la chaqueta a mano con agua tibia

Chaqueta de cuero

Si las manchas no se han ido después de tratar de limpiarlas con un paño húmedo y usando el limpiador especial para cuero ha llegado de tratar de limpiar nuestra chaqueta de cuero de una forma más agresiva. Y es que vamos a lavar nuestra chaqueta a mano, por supuesto de forma cuidadosa, y usando agua tibia y un jabón suave.

Para lavar el cuero de la forma más correcta y sin poner en riesgo nuestra prenda de ropa deberemos de sumergir la chaqueta en un recipiente pequeño lleno de agua tibia y detergente. Los detergentes suelen ser muy efectivos gracias a los componentes químicos que contienen, que en ningún caso dañarán nuestra prenda.

Después de unos minutos a remojo deberás de frotar las zonas manchadas de la chaqueta realizando movimientos circulares muy suaves y hasta que se quiten las manchas. A continuación deberás de dejar secar la chaqueta de cuero, en una secadora si dispones de ella o bien al aire libre, que es sin duda alguna la mejor forma de hacerlo, ya que no la exponemos a posibles problemas metiéndola en una secadora.

La última opción pasa por llevarla a la tintorería

Si ninguna de las fórmulas que te hemos mostrado a funcionado como esperabas y las manchas siguen estando presentes, la última opción para limpiar nuestra chaqueta de cuero pasa por llevarla a una tintorería donde sabrán como dejarla limpia y reluciente.

El principal problema de esto es que no nos saldrá para nada económico y es que la mayoría de tintorerías suelen cobrar un precio bastante alto por realizar limpiezas de prendas de cuero. Además deberás de elegir la tintorería a la que lleva tu prenda de ropa con mucho cuidado sino quieres tener problemas.

Además de todos estos consejos que te hemos contado para limpiar tu chaqueta de cuero, existen otros muchos, que son igual de válidos que los que te hemos mostrado hoy. Además en la actualidad existen muchas formas de prevenir las manchas en nuestras prendas de cuero, así como para mantenerlas en perfecto estado de revista durante mucho tiempo.

¿Conoces alguna otra forma de limpiar tu chaqueta de cuero?. Cuéntanosla en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes y deseosos de conocer las fórmulas que utilizas para mantener impoluta tu prenda de cuero.


Escribe un comentario