Geometría y franela, el regreso de las camisas de cuadros

Camisa de cuadros

Camisa de cuadros de Only & Sons

Las camisas de cuadros vuelven a estar de moda. Los distintos fabricantes ya lo tienen todo listo para que esta prenda invada de nuevo las tiendas este otoño-invierno después de un tiempo de descanso, durante el cual sólo los hombres nostálgicos la han seguido manteniendo en sus looks habituales.

Sin embargo, ahora que vuelven a ser tendencia, su presencia en las calles irá en aumento, vistiendo tanto a los hombres de estilo atemporal como a los que prefieren dejarse llevar por las tendencias. La camisa de cuadros va a verse mucho a partir de ahora.

Si después de todo este tiempo, has olvidado cómo llevarla, no te preocupes, que nosotros estamos aquí para ponerte al día. Existen tres maneras de ponerse una camisa de cuadros. La tradicional o noventera consiste en llevarla abierta con una camiseta de algodón debajo (que puede ser tanto de manga corta como manga larga), como el modelo de la imagen de cabecera.

Camisa de cuadros verde de Carhartt

Y de un extremo nos vamos al otro: relajación contra tensión. De llevarla abierta a abrochársela hasta el último botón, una forma de llevarla que viene de las pandillas estadounidenses de principios de los 80 y que llevamos viendo de nuevo desde hace ya algunos años. Si combinamos esta modalidad con vaqueros y botas, tendremos un look de leñador genial, y si añadimos un gorro de lana a la ecuación, todavía mejor.

La tercera opción a la hora de llevar una camisa de franela (subrayamos lo de franela, porque si no es de este material, a nosotros no nos sirve) es atársela a la cintura, lo que aporta un toque de desaliño muy interesante de cara a conseguir looks de inspiración grunge y punk.


Categorías

Moda
Etiquetas ,

Miguel Serrano

Esteta por naturaleza. Desde hace un par de años, la moda ocupa gran parte de mi tiempo. Además de escribir en este blog, estudio por mi cuenta... Ver perfil ›

Escribe un comentario