French Crop, un peinado cómodo e ideal para disimular las entradas

Famosos con el pelo corto

El French Crop es un tipo de corte de pelo masculino que nunca pasa de moda. Estuvo muy extendido durante la década de los 90, pero en realidad nunca ha dejado de verse por la calle debido a que se trata de un clásico muy fácil de mantener, el cual queda bien en casi cualquier tipo de rostro.

Sus ventajas residen en que el pelo está lo suficientemente corto para peinarse en un par de minutos por la mañana y lo suficientemente largo para disimular las entradas. Esto último lo convierte en un gran aliado de los hombres con el pelo fino y la línea en recesión, como es el caso de las celebridades de arriba, sobre todo de Daniel Craig, que se mantiene fiel al French Crop desde hace años.

Para obtener un corte de pelo French Crop hay que pasar el cortapelos a un número bajo por la nuca y los laterales. La parte de arriba se corta con la tijera, peinando el cabello hacia abajo o haciendo la raya al lado, pero asegurándonos siempre de dejar un flequillo corto a lo Julio César, el cual proporcionará un agradable marco para el rostro en la mayoría de los casos y un escondite para las entradas en el caso de que las haya, que luego peinaremos como mejor nos quede.

Es un peinado ideal para el día, ya que al estar el pelo bastante corto, casi no es necesario esfuerzo para peinarse por las mañanas, simplemente hay que dejar que la mayoría de mechones caigan en su lugar natural (aunque siempre habrá unos cuantos rebeldes que nos harán sudar más de una vez). Y una vez peinado todo bien hacia abajo o hacia el lado, asegurándonos de despuntar algunos mechones para conservar una cierta naturalidad, aplicaremos la laca necesaria para que nos aguante perfecto todo el día.

A la hora de mantenerlo, el French Crop precisa de un recorte cada tres o cuatro semanas más o menos. Si se te dan bien las tijeras y el cortapelo, te animamos a que te hagas tú mismo el mantenimiento siguiendo la línea marcada por el barbero. Así te ahorrarás un dinero y podrás darle un toque personal que a menudo resulta muy favorecedor, pues nadie conoce nuestro rostro mejor que nosotros mismos.


Escribe un comentario