¿Cómo elegir una gafas que se adapten a tu cara?

Gafas

Las gafas son un complemento que marca cada vez más tendencia, pero en el momento de la compra, se pierden horas tratando de encontrar el modelo perfecto, porque de acuerdo con la forma de nuestro rostro hay un tipo de gafas que realza lo mejor de nuestras características.

Para las caras redondas, se debe optar por grandes marcos rectangulares o cuadrados, que abarquen los pómulos, oculten la redondez de la cara y creen un efecto de alargamiento muy sutil. Por lo general, se recomiendan gafas grandes de colores oscuros, que son las que mejor se adaptan a este tipo de cara.

Para las caras cuadradas, se debe elegir un tipo de gafas que suavicen como las monturas redondas u ovaladas y las que tienen esquinas irregulares del estilo Ray-Ban de los años 80.

Para las caras ovaladas, las opciones son mucho más variadas. Casi todos los modelos van bien, sólo hay que tener en cuenta la proporción de los rasgos. Si tu cara es ovalada, pero pequeña, evita las monturas grandes. En general, las gafas de un tamaño razonable en proporción con la cara se adaptan bien.

Para las caras con forma de diamante o de corazón, las monturas ovaladas son las mejores, como las cuadradas con las esquinas redondas. Los cristales al aire también son perfectos y es aconsejable evitar las monturas de gran tamaño porque la idea es compensar la forma de la cara con el modelo de las gafas.

Para las caras triangulares, las monturas redondeadas por debajo van bien, y también se recomiendan los modelos rectangulares con los extremos redondos. Las monturas anchas son ideales para este tipo de cara, sobre todo el tipo aviador. Es aconsejable evitar las monturas cuadradas.


Escribe un comentario