Tipos de barba

Elegir bien entre los diferentes tipos de barba es el primer paso para hacer del vello facial tu mejor complemento. La genética y tus preferencias personales, por este orden, te marcarán el camino.

Descubre el gran número de formas que puede adoptar el vello facial, tanto en lo que se refiere a barbas completas como a barbas parciales:

Barbas completas

Las barbas completas se clasifican en función de la longitud del vello (corta o de tres días, media y larga):

Barba de tres días

Es la barba completa más corta que hay y una gran opción de vello facial para todos los hombres. Funciona bien tanto en barbas espesas como en aquellas algo más irregulares.

Conseguirás este tipo de barba dejando crecer el vello entre 1 y 4 días, contando a partir del último afeitado. Para mantener una barba de tres días necesitarás pasarte la recortadora de barba unas cuantas veces por semana.

Delimitar la barba o no hacerlo depende de tus preferencias personales. Si quieres una barba natural, puedes saltarte este paso. En cambio, si buscas un resultado más definido, pásate la maquinilla por las mejillas y el cuello. Esto también le dará un toque más pulcro en el caso de que te resulte un tanto desaliñada.

Barba media

Con las barbas completas sucede que, a partir de una cierta medida, tener abundante vello facial se convierte en una cualidad altamente valiosa. A diferencia de la anterior, la barba media funciona mejor en hombres con barbas bastante espesas.

Este tipo de barba tarda en crecer como mínimo dos semanas. Generalmente, resulta más favorecedora cuando se le dedican los suficientes cuidados y atenciones. Además de pasar la recortadora como mínimo una vez por semana, es necesario trabajar en el contorno (mejillas, cuello y a menudo también el mentón y el bigote) para que sea vea definido. Buena parte de dicho trabajo es diferente en cada hombre, ya que se basa en adaptarse al ritmo de crecimiento y la distribución del vello, así como a los ángulos y curvas de la cara.

Cabe señalar que es muy importante que la barba no pierda la naturalidad en este proceso. Se trata de recortar y delimitar poniendo el máximo empeño en evitar que la barba termine resultando artificial. Si decides arreglarte la barba (recuerda que también tienes la opción de dejarla al natural) afeita el cuello justo por encima de la nuez y delimita las mejillas en caso de lo que necesiten. En este último paso conviene asegurarse de que la línea no queda ni muy alta ni muy baja.

Barba larga

Es el tipo de barba favorito de los entusiastas de las barbas por razones obvias. Tienen un punto salvaje a la vez que mullido. Y sobre todo sientan genial a todos los hombres. Sin embargo, no es una opción que esté al alcance de todo el mundo. Es necesario ser uno de esos “elegidos” que tienen una barba y un bigote espesos.

Pero aparte de genética también es necesario tener paciencia. Hay que ofrecer a la barba tiempo para que crezca y su longitud sobrepase la mandíbula. Por otro lardo, que sea larga no significa que no necesite mantenimiento. Puedes no tocarla, pero generalmente recortarla y darle forma adecuadamente ayuda a que se vea más vigorosa.

Barbas parciales

La genética desempeña un papel decisivo en la barba. Si no puedes conseguir una barba completa, hay otras grandes opciones que vale la pena considerar. En lo que se refiere al vello facial es buena idea identificar los puntos fuertes e intentar sacarles el máximo partido.

La perilla es una de las barbas más populares. Se deja crecer el vello del labio superior y el mentón. El vello de las mejillas se afeita, razón por la que las perillas incluyen los tipos de barba ideales para los hombres que no cuentan con el espesor necesario en dicha zona para dejarse una barba media o larga. Existe una gran variedad de perillas en función de detalles como la medida del vello y el contorno:

Perilla clásica

El bigote y la perilla están conectados. La forma puede ser circular o cuadrada.

Perilla Van Dyke

El bigote y la perilla están desconectados. Tiene forma de triángulo invertido: el bigote es más ancho que la perilla.

Perilla ancla

El bigote y la perilla están desconectados. Tiene forma de ancla: la perilla es más ancha que el bigote.

Más opciones para tu vello facial

Otros estilos que debes considerar son el clásico bigote y la perilla sin bigote.

Bigote

Existen muchos tipos de bigote. Al igual que con las barbas completas, es necesario experimentar con su espesor y forma hasta encontrar la versión más favorecedora para tu rostro.

Perilla

Las perillas sin bigote pueden ser grandes (más o menos de la misma anchura que los labios) o estrechas, como es el caso.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Afeitado, Cuidado Personal

Esteta por naturaleza. La moda pasada y presente y esos pequeños detalles que a menudo pasan desapercibidos dan forma constantemente a mi concepto de estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.