Nos vamos de viaje a Ceylán con Adolfo Dominguez

Desconecta y cierra los ojos. Piensa en ese aroma a hierba fresca, en un lugar totalmente desconocido donde sientes que la naturaleza te rodea por todas las partes.. Así es Viaje a Ceylán la nueva fragancia de Adolfo Dominguez.

Viaje a Ceylan es la fragancia de una tierra remota e insólita, llena de libertad y aventura. Y como toda aventura, nunca sabes lo que te va a esperar. Con un Viaje a Ceylán te ves cruzando bosques tropicales, plantaciones de té, y mercados de especias.

Adriana Dominguez, directora de perfumes de Adolfo Dominguez, nos reunió ayer para contarnos de qué iba a tratar tal experiencia. Con esta nueva fragancia, la firma Adolfo Dominguez descubre Ceylán como una isla espiritual y serena, pero llena de color y muy aromática, una isla que huele a vegetación salvaje, a bosques verdes y frondosos y a onduladas colinas de plantaciones de té. Huele a clavo, canela, cardamomo, vainilla; y a lujosas maderas orientales, ébano, teca, caoba.

Oler Viaje a Ceylan es sentir que siempre has estado ahí. Hay algo infinito y eterno tanto en la isla como en el estilo de Adolfo Dominguez: su pureza, su sencillez, su pasión.

¿A qué huele Viaje a Ceylán?

Viaje a Ceylan está inspirada en esas sensaciones olfativas que un viaje a un país remoto y exótico deja en nuestros sentidos.

Es una fragancia llena de aventura donde se pueden apreciar tres tipos de connotaciones olfativas diferentes:

  1. Su toque marítimo que viene a través de sus notas de salida
  2. Su toque cítrico con notas de pomelo, mandarina y bergamota que aparecen en el corazón de la fragancia
  3. Su toque amaderado envuelto de pimienta rosa junto al aroma de los helechos, el musgo de cedro y las hojas de pachuli, un fondo de maderas secas que van envueltas en notas de almizcle blanco y esencia noble de ámbar.

¿Cómo es su packaging?

El atardecer de Ceylán es anaranjado por el efecto que el sol impregna sobre la tierra seca, y esa ha sido la inspiración de Adolfo Dominguez para elaborar el envase de la fragancia, que viene con un packaging naranja en un toque rugoso con un mapa de sentidos y una breve descripción de las notas que vamos a encontrar en esta fragancia.
Su frasco recuerda a un antiguo tintero, con líneas rectas y sencillas, pero a la vez elegantes, con un toque moderno, su tapón metalizado que le dan un toque más sofisticado

Eduardo Noriega, la imagen de la fragancia

Para el lanzamiento de esta fragancia, se ha contado con un embajador de lujo, Eduardo Noriega, un hombre aventurero que rompe con todo para lanzarse a una aventura, su viaje a Ceylan. En la campaña podremos encontrar a un Eduardo Noriega muy interesante, seductor y que rompe con todo para lanzarse a la aventura.

En el trailer se juega mucho con los sentidos, donde Eduardo como protagonista de toda esta historia, se sumerge en un mundo exótico dejándose llevar por la aventura de la isla.

Sin duda seguro que dará mucho que hablar estos próximos meses. ¿Qué te parecen las fragancias de Adolfo Dominguez?


2 comentarios

  1.   Carlos dijo

    Ayer, por casualidad, me encontré con esta colonia y me ha encantado. Me voy hacer con ella. Seguro 🙂

    1.    Tener Clase dijo

      La verdad es que huele genial! Es muy de otoño, con una fragancia profunda con mezcla de maderas y cítricos :))

Escribe un comentario