Cómo transformar tu sala de estar en un sitio con más clase

Sala de estar con librería

La sala de estar es uno de los lugares más utilizados de toda la casa. Debido a ello, debe ofrecer comodidad, pero también ser un espacio estéticamente satisfactorio.

Cada persona tiene su propio concepto de clase, pero en nuestra opinión, en lo que al hogar se refiere, es una habitación que combina confort y belleza. Los siguientes consejos te guiarán si deseas que tu sala de estar posea estas cualidades:

La madera, el metal y el vidrio son tus aliados

Sala de estar basada en la madera

Si priorizas estos tres materiales por encima del resto de opciones que ofrece el mercado de muebles, conseguirás dar una mayor clase y durabilidad a tu sala de estar. La madera es una excelente base debido a su calidez. El metal y el vidrio no son tan acogedores, por eso hay que introducirlos a pequeñas dosis. En esta fotografía encontrarás un montón de ideas acerca de cómo hacerlo: lámparas, espejos, centros de mesa…

Invierte en un sofá de calidad

Si existe un mueble donde no debes escatimar en gastos, ese es el aquel donde te sentarás a ver la tele, leer o simplemente a descansar un poco después de un duro de día de trabajo. Los modelos baratos terminan saliendo caros, pues suelen provocar dolor de espalda y se deterioran más rápidamente. En su lugar apuesta por sofás de diseño como estos, que, gracias a su forma clásica, nunca pasan de moda y elevan inmediatamente la elegancia de cualquier sala de estar.

Biblioteca es sinónimo de clase

Librería moderna

Si existe un hobby que debes exhibir en tu salón, ese es la lectura. Detrás del sofá es un sitio estupendo para colocar una librería, ya que proporciona un fondo funcional y clásico al lugar central de la habitación. Si no tienes tantos libros como para llenar una biblioteca grande o tu sala de estar no tiene el espacio suficiente, busca un mueble más pequeño para poner tus libros, el cual puedas colocar en algún rincón sin que suponga una molestia.

Adapta la decoración al espacio y no al revés

Sala de estar minimalista

Una sala de estar vacía resulta aburrida, pero sobrecargarla de muebles, accesorios y artesanía es directamente la antítesis de la clase. El secreto está en encontrar un punto medio entre ambos extremos. Si es necesario, vacía la habitación y comienza a decorarla desde cero siguiendo la filosofía del menos es más. Si quieres ir a por todas, considera colocar molduras decorativas en el techo como primera fase de la redecoración. Puedes poner a la venta en internet lo que no tenga sitio en tu nueva y más elegante sala de estar para recuperar parte de lo invertido.


Categorías

Lifestyle

Miguel Serrano

Esteta por naturaleza. Desde hace un tiempo, la moda ocupa buena parte de mi tiempo. La moda pasada y presente y esos pequeños detalles que a menudo... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *