Suspensorio

Suspensorio

El suspensorio es un complemento esencial para quienes practican determinadas modalidades deportivas. Si eres aficionado al ejercicio físico y has jugado como portero de balonmano o en un equipo de rugby, seguramente sabrás de qué te hablamos.

Porque es muy habitual entre quienes practican esos deportes llevar un suspensorio bajo la ropa. De todas formas, si no es tu caso, vamos a explicarte en qué consiste esa prenda y qué tipos de ella existen. Así, cuando vayas a hacer ejercicio, podrás decidirte a llevarla para que te proteja.

Qué es un suspensorio

Balonmano

Todos los porteros de balonmano llevan suspensorios con coquilla

Recibe este nombre un tipo de prenda interior desarrollada especialmente para proteger los genitales masculinos durante la actividad deportiva. El modelo más básico consiste en una cinta a la cintura que sujeta una bolsa en su parte delantera y se ciñe atrás con otras dos tiras sobre los glúteos.

Aunque pueda parecer un invento moderno, el primer suspensorio fue desarrollado por C. F. Bennett en 1874. En principio, iba destinado al mundo del ciclismo. Ya en 1897, este mismo personaje fundó la empresa Bike Athletic Company para fabricarlos de manera industrial y dedicarlos también a otros deportes.

De hecho, quizá se basara Bennett para su invento en la llamada bragueta de armar. Era esta una prenda masculina que se usaba en los siglos XV y XVI para cubrir la zona genital. En este caso, su utilización se debía a razones morales. Los hombres llevaban entonces calzas muy ajustadas que estaban abiertas en la parte de la entrepierna. Así, los genitales solo quedaban cubiertos por el jubón. Además, este fue haciéndose más corto. Entonces, para cubrir la zona genital se usaba esta bragueta que podría considerarse un precedente del suspensorio.

En cualquier caso, con Bike Athletic aparecía la marca que ha dominado el mercado hasta hoy. Los suspensorios Bike han ganado fama entre deportistas de todo el mundo. Finalmente, hace apenas seis años, la empresa fue adquirida por Russell Athletic. Pero es más importante que conozcas los tipos que puedes encontrar en el mercado.

Tipos que existen

Suspensorio rojo

Suspensorio deportivo

En modelo más común es el de banda ancha con coquilla. Se trata del que te hemos descrito, pero incluye, justamente, la coquilla. Como sabrás, esta, también llamada concha de protección, es una pieza dura para la zona pélvica que va debajo del suspensorio. Normalmente, la coquilla es independiente de la prenda, de tal forma que esta puede usarse sin ella. De hecho, cuando no existe riesgo de sufrir grandes golpes, se usa más de esta última manera.

Otro tipo de suspensorio es el de banda estrecha, también conocido como swimmer porque suele llevarse debajo de los bañadores. Por ejemplo, se usa en deportes como el waterpolo. Finalmente, está el de danza y ballet, que presenta diferencias respecto a los anteriores.

Este último no se usa como protección, sino para sujetar los genitales. De hecho, su parte delantera está, normalmente, acolchada. Además, solo tiene una tira trasera al modo de un tanga. Esto se hace para que se note menos porque los bailarines suelen ponerlo bajo ceñidas mallas de licra. Pero ahora vamos a hablarte de cuáles son los deportes en que resulta más aconsejable llevar suspensorios. Y también de otros usos que suelen dárseles.

¿Qué usos tienen los suspensorios?

Suspensorio con ropa interior

Un suspensorio con ropa interior

Lo primero que debemos señalarte a este respecto es que puedes usar esta prenda en cualquier actividad deportiva. Pero está especialmente indicada para las más vigorosas, en las que tienes riesgo de sufrir una lesión o un golpe. Por ejemplo, el ya citado balonmano, sobre todo si eres portero. Ten en cuenta que los contrarios lanzan la pelota a la meta desde muy cerca y, si involuntariamente va dirigida a los genitales del cancerbero, puede hacerle mucho daño.

Distinta es la función que tiene en otros deportes como las artes marciales o el kick boxing, donde el peligro está en recibir un golpe. Por ejemplo, una patada. O en el béisbol, en el que la bola puede golpear al cátcher haciéndole mucho daño. Caso distinto es el de los bailarines, que ya te hemos citado. Como realizan saltos, vueltas en el aire y cruces de piernas, podrían golpearse en la zona genital.

No obstante, para que su trabajo sea más cómodo, también llevan suspensorios los profesionales cuyas labores suponen grandes esfuerzos. Por ejemplo, leñadores o albañiles. Incluso se utilizan con fines medicinales. Concretamente, en dolencias que afectan a los testículos. Por ejemplo, la espermatocele, la hematocele, la varicocele o la hidrocele. Pero también se usan tras determinadas intervenciones quirúrgicas como las hernias, la vasectomía o la operación de fimosis. E, igualmente, en casos de problemas infecciosos o vasculares.

Por otra parte, como se trata de una prenda cómoda y ligera, hay hombres que llevan suspensorios por confort. Su utilización previene el roce de los genitales y evita el llamado impacto testicular. Además, conservan menos la humedad que la ropa interior de algodón. Esto hace que los suspensorios sean más frescos y agradables para la zona genital.

Cómo elegir esta prenda

Suspensorios en la tienda

Suspensorios expuestos en una tienda de deportes

Si, a la vista de todo lo que te hemos dicho, quieres comprar un suspensorio, debes tener en cuenta varios aspectos. El primero, lógicamente, es la talla de la bolsa. Pero también es importante que te fijes en la de la cinta que va a la cintura. En cuanto a esta última, suele haber cinco, que van desde los setenta centímetros de medida hasta los ciento veinte.

Pero tan importante como eso es el material del que esté fabricado el suspensorio. Te aconsejamos que lo escojas de poliéster o de algodón transpirable. Porque te resultará más fresco y cómodo. Con esta finalidad, también debes escogerlo con los tensores de las nalgas regulables. Finalmente, para su conservación es recomendable lavarlo con agua fría.

En conclusión, el suspensorio es muy útil para quienes practican deportes de contacto o con balón, ya que protege la zona genital. Pero también puede usarse como protección laboral y con fines medicinales. Incluso hay quien lo lleva como sustituto de la ropa interior por ser más fresco. Ahora, ya conoces su utilidad y, si crees que te vendrá bien usarlo, solo tienes que buscarlo en tiendas de deportes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.