Si no le gusto, ¿Por qué me mira tanto?

Si no le gusto, ¿Por qué me mira tanto?

El lenguaje visual es el más importante que se ha utilizado como arma de seducción. Tantas tomas de contacto dentro de una conversación coloquial entre amigos o muchas miraditas indiscretas, sin venir a cuento, nos dejan con la indecisión de que si querrá ir mucho más allá de una simple mirada.

¿Por qué lo hacen? Sin duda, la incertidumbre está presente en todas estas situaciones. Una mujer te mira constantemente y sin embargo llegas a reconocer que en fondo no le gustas tanto. ¿Acaso tu suposición está bien afirmada? ¿O hay algo más detrás que te gustaría adivinarlo?

Cuando una mujer te mira tanto

Son varias las ocasiones en las que te vas encontrando con esa mujer y siempre te está mirando. Lo poco que habéis podido hablar no parece que esté muy interesada contigo, peor sin embargo sigue mirándote.

Para poder esclarecer muchas de estas hipótesis vamos a fijarnos un poco más en cómo se comporta esa mujer. Un hombre si está interesado en una mujer le gusta tocarse el pelo, se toca las mangas de la camiseta o se ajusta la chaqueta o corbata constantemente. Una mujer hace los mismo, se arregla su ropa, se toca y se acaricia el pelo constantemente.

Otro de los indicios es cuando observamos que su cuerpo y cabeza están girados hacia nosotros. En este punto crees que te está mirando ¿pero que puede ocurrir si no tiene la cabeza y el cuerpo girados hacia ti? Pues observa de vez en cuando, porque seguramente esté mirándote de reojo y eso es un buen indicio de atracción.

Si mantenéis una conversación fíjate en cómo te mira a los ojos, si te observa fijamente y no los aparta bajo ningún motivo es que sin duda le gustas. Si por el contrario estáis de frente uno al otro, tú la observas y ella te aparta la mirada: en esta ocasión puede que no exista gran interés, o que esa persona sea muy tímida y se siente incómoda mirando a alguien fijamente a los ojos (es una persona insegura).

Si no le gusto, ¿Por qué me mira tanto?

Hay mujeres que sólo hablan con la mirada, empieza con este gesto cuando están interesadas por ti. Pero, ¿realmente puede ser un gesto de atracción? En numerosas ocasiones se puede confundir, pues puede significar una gran admiración. Además, fíjate si la mirada es constante o de vez en cuando. Si solo te mira de vez en cuando entonces no le llamas la atención, cuando te miraba de vez en cuando puede que signifique curiosidad.

Sé que no le gusto y me mira mucho

Sabes que no le gustas y en muchos de los encuentros se mantienen las miradas. Sospechas que pueda ser algo más y para mantener vivos tus indicios fíjate si le respondes con la mirada y te quedas fijo. Si aparta la mira y sonríe son indicios de que le gustas. Si mantiene la mirada quizás es un momento un poco indeciso, puede que te esté retando y poniendo a prueba, para ver cómo respondes.

O si mantiene la mirada y te sonríe entonces significa empatía, quiere conocerte y siente curiosidad por ti. Si siente tu mirada, te mira, pero de repente voltea la cabeza sonriendo, esto es una señal de que hay algo más.

Por otro lado, fíjate si esa chica ya está comprometida con alguien. Siempre que os encontráis empiezan las miraditas Seguramente siente admiración por ti y su chico no le esté complementando en muchos aspectos.

Es algo innato en muchas personas comportarse así, cuando tu pareja ha discutido contigo y está la relación rara, siempre buscamos emocionarnos con alguien externo. Entonces buscamos ese encuentro y empieza con las miraditas, enfocando las suyas porque le interesas, pero al final no suponen nada.

Si no le gusto, ¿Por qué me mira tanto?

Esa mujer puede usar todo su potencial para seducirte, aunque muchas veces la realidad no es cómo parece. Fíjate bien como hemos dicho, de todos los detalles, si ella está seria y parece diferente no hay nada en particular para alarmarse. Si ella sonríe, está contenta y trata de quedarse más tiempo dónde está, entonces hay algo más.

Las conclusiones son claras, una chica que no siente nada y te mira demasiado no tiene una base clara. Si te mira mucho es porque hay algún tipo de admiración y curiosidad hacia ti. Puede que no quiera ceder por otras circunstancias, quizás tenga novio o quizás es demasiado insegura para dar un paso adelante.

Las personas tenemos esa pequeña intuición que nos puede dejar vislumbrar si hay algo más, pero a veces nos juegan malas pasadas Si la situación es tremendamente emocionante, siéntate mírala, corresponde con una mirada y usa la empatía. Dentro de esa empatía está tu sonrisa y si acaso un saludo. De esta forma te irás mucho más tranquilo y sólo hay que esperar a esa segunda vez. Con las pistas que hemos dado si le gustas a una mujer, ella debería de seguir prestando interés y en algún momento se podrá conocer.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.