Recomendaciones para cuidar la piel seca

El primer paso para cuidar nuestra piel es reconocer el tipo de piel. ¿Seca, grasa, mixta o normal?. Si te encuentras en el primer caso, la reconocerás por su sequedaz, porque luce más opaca y tiene más tendencia a agrietarse. El principal problema de este tipo de piel es la falta de hidratación, por eso debe insistirse en este punto para evitar la sequedad.

Para cuidar correctamente la piel seca, y evitar las consecuencias de una mala hidratación, deberás incluir en tu rutina diaria el uso de productos específicos nutritivos e hidratantes. Un producto adecuado te ayudará a hidratar la piel y evitar la aparición de arrugas, más propensas en la piel seca. Además, siguiendo estos sencillos consejos, tu piel lucirá mejor que nunca.

Hidratarse por dentro siempre es el primer paso. Para eso, intenta beber por lo menos dos litros de agua al día de forma continuada para mantenerte siempre hidratado.

La alimentación también influye en tu piel. Las dietas muy pobres en grasas pueden aumentar la sequedad cutánea.

– Utiliza siempre productos suaves, que no alteren la capa hidrolíptica de la piel, y evita el uso de productos agresivos o con alcohol.

Mucho cuidado con el sol. Utiliza siempre protección e hidrata la piel después de la exposición.

El frío es otro de los factores que pueden resecar en exceso tu piel. En este caso, protege la piel con una crema altamente nutritiva.

– Para aumentar la humedad medioambiental, puedes utilizar humificadores o poner recipientes con agua cerca de la calefacción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *