Recomendaciones para cuidar la piel mixta

¿Sueles tener seca la piel de la zona de las mejillas pero más grasa en otras zonas de la cara? ¿De vez en cuando te salen granitos o puntos negros en frente, nariz y barbilla? En este caso, tu piel es mixta. Aparentemente, tu piel es suave y uniforme, no segrega demasido sudor ni tiene demasiada grasa. Sin embargo, la piel mixta es una de las más complicadas de cuidar.

La clave para distinguir a una piel mixta es que la grasa se concentra en la denominada zona T (frente, nariz y barbilla), que tiende a mostrar brillos y en la que surgen espinillas y puntos negros. Mientras esta zona tiene a brillar, la piel de las mejillas es seca. Por eso, la piel mixta requiere de unos cuidados precisos, con productos que no engrasen ni resequen ninguna de las dos zonas.

– Deberás cuidar la zona seca por un lado y la zona más grasa por el otro. Como esto es un poco complicado, utiliza productos específicos para pieles mixtas, con una fórmula que aporta hidratación pero compensa la producción de grasa.

– Limpia la piel con productos que no lleven jabón para evitar que la zona de las mejillas se reseque.

– Combina la utilización de un astringente o tónico para las partes grasas con un hidratante para las zonas más secas.

– Al aplicarte la crema hidratante, comienza extendiendo el producto en las mejillas, masajeando hasta que la piel absorva el producto. A continuación, extiende el resto por la frente, nariz y barbilla para que no haya exceso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *