¿Qué es la seducción?

¿Qué es la seducción?

El arte de seducir siempre ha existido a la largo de la humanidad. El acto de intentar atraer a otra persona mediante su físico o cualquier otro recurso se basa en la idea de poder conquistarlo en el ámbito sexual.  La forma de poder encantar a alguien entra en la cuestión de que es la seducción y cómo hay que trabajarla para poder ser un buen seductor.

Son muchos los gestos o elementos que forman parte de el arte de seducir. Su forma o acto no solo se describe para ser consensuado hacia una persona del sexo contrario, sino que también forma parte de las personas de nuestro entorno, como familia, hijos, amigos o compañeros.

¿Qué es la seducción?

La seducción es el efecto de seducir. Una persona realiza cierta acción o comportamiento para que otra o varias personas sientan atracción. Es un acto que va asociado a la persuasión, a lo sexual, dónde se intenta conquistar a alguien con una relación íntima. Por otro lado, la seducción también se puede interpretar como el arte de saber comunicar sentimientos.

Si usamos esta estrategia estamos buscando una atención con un fin. Puede ser conquistar a esa persona y lograr el amor, una atención o el apego. Los gestos, las miradas y las palabras dulces son los puntos clave para volverte una persona seductora

¿Cualquier persona puede seducir? Sin duda sí. La seducción viene con la personalidad de cada persona, tan solo tiene que buscar cuales son sus puntos fuertes para poder exteriorizar todas estas características y poder ejecutar sus armas. La seducción sube la autoestima, uno se siente mucho más querido y valorado, siendo cualquiera el cargo que esté cumpliendo en su vida: pareja, profesional, padre o madre, amigo o compañero sentimental.

¿Qué es la seducción?

El arte de seducir sexualmente

¿Cómo se puede seducir? Sin duda son muchos los consejos y trucos que abre debate a esta pregunta. Hay que destacar que la persona que seduce ha de buscar sus puntos fuertes: una bonita sonrisa, una mirada penetrante, tocarse el pelo, suaves caricias y sobre todo ser cortés y seducir con palabras inquietantes, suaves, cercanas y cargadas de misterio. No hay que olvidar que el arte de hacer reír también forma parte como instrumento de seducción.

ligar o seducir
Artículo relacionado:
Ligar o dejarse seducir

Siempre se ha creído que el hombre es quien da ese primer paso, quien seduce a la mujer. Pero hoy en día podemos observar que la seducción es mutua, que la mujer también tiene las mejores herramientas y puede dar ese primer paso.

¿Qué es la seducción?

Técnicas para ser un buen seductor

Las técnicas que se puedan aplicar dependerán de la personalidad de la persona y del tipo de escenario con el que te vayas a presentar. Cada persona tiene un punto de vista diferente y sus gustos pueden que no coincidan con los de las demás personas, por lo que debemos de analizar diversos puntos.

  • Tómate tu tiempo antes de actuar. No metas prisas al momento y analiza lo que tienes de frente. Puedes acercarte y no dejar clara tu intención, puedes aparentar timidez, pero a la vez confianza. Cuando se establezca una conversación procura hablar poco y comienza más a escuchar.
  • Céntrate en el objetivo, pero también céntrate en tu cabeza, no te dejes llevar en pensar solo en el sexo. Todavía no hay confianza en la otra persona, por lo que hay que tomarlo con calma. Intenta establecer buena comunicación y haz que surja la química, sin hacer notar intereses ni necesidades.

¿Qué es la seducción?

  • Forja la autoestima y la seguridad. Esto no es una estrategia, ni la mejor arma a utilizar en la seducción, pero sí que es una actitud que hay que profundizar. Significa que la persona debe de valorarse a sí misma, tener seguridad y eso le dará fortaleza para poder controlar una situación.
  • Hay que trabajar la propia fortaleza, si una persona está feliz y orgullosa consigo misma, tendrá mejor expectativas para conseguir lo que quiere. Cuando alguien conecta con su yo interior es más fácil que conecte con los demás con mayor resolución.
  • Hacer que todo parezca realista y no forzado. Utiliza las técnicas de seducción en situaciones que no tengan por qué estar forzadas. Por ejemplo, no fuerces o intentes seducir a alguien que no puede estar contigo. Esa persona puede que tenga otro tipo de compromiso y al final no resultará ningún tipo de estrategia.
  • Crea tu propio estilo de seducción, si suples con los puntos de la autoconfianza y seguridad consigo mismo, podrás tener todo a tu alcance. Si creas tu propia marca y estilo será la mejor forma de conquistar lo que te propones. No hay que olvidar que se puede incluir el poder del misterio, es algo que a muchas mujeres les vuelve locas. La forma de dejar algo a medias o con el poder de averiguar mucho más hace que atrapes a esa persona.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.