Qué comer antes de un entrenamiento

Qué comer antes de un entrenamiento

Muchas personas creen que no es imprescindible comer algo antes de un entrenamiento y puede que está equivocada. Comer antes de un entrenamiento es sinónimo de ingerir aquel pequeño aporte extra que te ayude a poder hacer mucho mejor tus ejercicios.

Lo ideal sería mantener en tu cuerpo una base de proteínas, carbohidratos y algo de grasa antes de practicar un ejercicio intenso. Al menos haberlo ingerido como entre media y una hora previa a que empieces a realizarlo. De esta forma tu cuerpo tendrá una fuente de nutrientes que necesitará como combustible y eso se notará durante la práctica , pues estarás mucho más activo.

Ejercicio en ayunas

Hay mucha gente que sigue el ritual de no ingerir nada a primera hora de la mañana y ponerse a hacer deporte. Su teoría se basa que, al no contener ninguna base de dónde tirar durante el ejercicio, el metabolismo echará mano de la reserva de grasa que contenga tu cuerpo.

Qué comer antes de un entrenamiento

Mucho más lejos de la realidad, siendo el caso contrario, los especialistas no recomiendan hacer para nada este tipo de práctica. Para ellos es importante sí o sí comer siempre algún tipo de alimento para que el cuerpo pueda tener todas aquellas demandas energéticas que necesita.

Tampoco es ir con el estómago lleno porque si no tu torrente sanguíneo estará sólo y exclusivamente concentrado en tu digestión. Además si es un entrenamiento de alta intensidad puede que tengas dolores abdominales, mareos o problemas de movilidad con las piernas.

Si tu cuerpo no tolera algo sólido a primera hora de la mañana, al menos intenta consumir algo líquido que te aporte algo de energía.

Come bien y estarás en otro nivel

Si dispones de poco tiempo para comer justo antes de tu entrenamiento, es aconsejable que sea justo 30 minutos antes del ejercicio.

Hay que tomar alimentos de índice glucémico bajo ya que aportan menos azúcar para que circule en la sangre y más energía. De esta forma estos hidratos se van liberando más lentamente y da capacidad para tener los suficientes durante todo ejercicio.

Si el índice glucémico es alto, los carbohidratos simples, estos aportarán al cuerpo energía rápida de una sola vez, haciendo que el cuerpo pueda tener una caída de glucosa muy rápida (disminución del azúcar en la sangre). Entre estos síntomas se notarán con algunos mareos, vómitos y disminución de la fuerza rápidamente, provocando un malestar general y no dejando hacer adecuadamente el ejercicio.

Para ello es importante que, si no es sólo uno de los carbohidratos, al menos combinar los dos. Un ejemplo puede ser un plato de avena con fruta, o la mezcla de frutos secos y de algún tipo de aceite sano como el coco. La leche y derivados, carnes y huevos también entran dentro de este tipo de alimentos.

Qué comer antes de un entrenamiento

Las proteínas también son importantes. Este nutriente ayuda a asimilar mejor los hidratos de carbono y a metabolizar mucho mejor las grasas. Si la cantidad de proteínas es mayor a la de carbohidratos tu cuerpo generará un déficit energético y eso equivale a que tendrá que buscar grasa de tu cuerpo para obtenerla. Eso equivale a perder grasa corporal.

Los elementos imprescindibles antes de ir a entrenar

Avena: es un cereal rico en carbohidratos de índice glucémico bajo, proteínas y fibra. Este alimento tiene altos índices b-glucano que ayuda a disminuir los índices de colesterol, y por si no fuese más, estabiliza los niveles de azúcar en la sangre.

Plátano: esta fruta es la preferida por los deportistas. Es rica en carbohidratos, vitamina B6, magnesio, potasio y fibra. Gracias al potasio ayudas a un mejor balance de líquidos en tu organismo, relaja tus músculos y eso ayuda a no tener los tediosos calambres.

Arroz: otra gran fuente de carbohidratos y sin contener ninguna grasa. Es bueno complementarlo con algún tipo de proteína como carne de pollo y pavo.

Qué comer antes de un entrenamiento

Pasta: gran componente de hidratos de carbono de rápida absorción. Es ideal tomarla sola o con salsa de tomate o un chorrito de aceite de oliva.

Frutos secos: tienen un gran aporte energético (hasta 600 kcal por 100 gramos) son buenísimos ya que aportan fibras, proteínas, grasas saludables y carbohidratos por eso son tan benefactores, pero hay que tener ojo por la cantidad que se ingiere por sus calorías.

Café: puede ser un buen complemento para potenciar el esfuerzo durante el entrenamiento. Es aconsejable tomar unos 3 mg de cafeína por kilo de peso corporal, más cafeína equivale a padecer nerviosismo, inquietud, dolores de cabeza… o sea, a un entrenamiento poco efectivo. Para hacerte una idea, una taza de café contiene unos 40 mg de cafeína.

Huevos: este alimento es un bueno para la salud cardiovascular. Tienen un gran aporte de proteínas y son perfectos para tomar en el desayuno.

Yogur: este alimento es rico en proteínas y calcio. También es un gran aliado en mantener tu flora intestinal y su combinación con alimentos como la avena o alguna fruta ayudará a que sean los mejores complementos para obtener la energía justa que necesitas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)