¿Cómo proteger a tu coche del frío?

Ya ha llegado el invierno. Con las bajas temperaturas hay que tomar algunas medidas para evitar que nuestros vehículos sufran más de la cuenta.

Si bien en verano los coches no están exentos de sufrir los rigores del calor, una noche helada a la intemperie puede muy dañina. Proteger a tu coche del frío debe ser prioridad.

Más vale prevenir que lamentar

Cuando el termómetro empieza a apuntar hacia abajo, deben tomarse las primeras medidas. Revisar la batería es la primera de ellas, ya que el frío no les es particularmente beneficioso. A los autos que duermen en la calle les puede resultar muy útil una manta adecuada por encima, sobre todo para su batería.

Hay que revisar también el estado del refrigerante. Si este presenta un color opaco, lo recomendable es cambiarlo completamente antes que las noches más frías hagan su entrada. Cuando este líquido presenta esta característica, es más propenso a congelarse.

No utilizar agua bajo ningún concepto

Ni como refrigerante de emergencia, ni para llenar el depósito del líquido limpiaparabrisas. El agua no requiere de temperaturas muy por debajo de los cero grados para congelarse.

Alerta con los vehículos a Diesel

Este combustible se supone que alcanza punto de congelamiento a -20 °C. Sin embargo, no son extraños los episodios trágicos a temperaturas menos extremas. En el mercado hay disponibles aditivos  cuya función es evitar el congelamiento de “la sangre” que mueve a tu vehículo.

¿Duerme en la calle? Medidas especiales para proteger a tu coche del frío

Para evitar que sobre las lunas traseras y delanteras se forme una capa de hielo, se puede emplear un parasol de aluminio. Si no se dispone de uno, es imperativo despegar los limpiaparabrisas del vidrio. De lo contrario, se corre el riesgo de que terminen pegados al cristal.

Otra medida a tomar para proteger a tu coche del frío incluye las cerraduras. Para evitar que les entre agua y esta termine solidificada dentro, se puede usar cinta aislante. Si de igual forma el sistema no funciona y la llave no gira, la fuerza bruta para tratar de forzarla no es opción. Se debe recurrir a un secador de cabello o a agua caliente para derretir lo que esté dentro.

 

Fuentes de imágenes: Quadis  /


Categorías

Motor

Paco María García

Después de muchos años desempeñando trabajos de asesoría jurídica, puestos administrativos y de negociado en la Administración Pública, ahora... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.