Propiedades del arroz

Arroz

¿Conoces las propiedades del arroz? Gracias a su precio asequible y su versatilidad, el arroz es, indiscutiblemente, el grano más popular del planeta.

Disponible en muchas formas, colores y tamaños, el arroz es un alimento básico en millones de dietas alrededor del mundo, probablemente también en la tuya.

¿Qué variedad es más saludable?

Tipos de arroz

Esto es importante: todas las variedades de arroz no son igual de nutritivas. A pesar de que el arroz blanco es el que más se consume, según las investigaciones, la variedad de arroz más saludable es la integral. Pero ¿por qué se aconseja sustituir el arroz blanco por el integral? Muy sencillo: porque es un grano entero, mientras que el arroz blanco es un grano refinado.

Dado que mantiene todas las partes del grano, el arroz integral es el que aporta más nutrientes esenciales: fibra y un buen número de vitaminas y minerales. Por su parte, el arroz blanco es despojado de las partes más nutritivas, lo que reduce mucho sus propiedades si se compara con el integral.

En consecuencia, el arroz integral es una estupenda fuente de fibra, vitaminas y otros nutrientes interesantes para el buen funcionamiento de tu organismo. Si necesitas comer más granos enteros (una de las tareas pendientes de muchas personas), el arroz integral es sin duda una de las mejores opciones. De esta forma reducirás el riesgo de diabetes (pero ojo porque abusar del arroz blanco tiene justo el efecto contrario), enfermedades del corazón, cáncer y obesidad.

¿De qué está compuesto el arroz?

Bol de arroz blanco

Conocer la composición del arroz te ayudará a entender qué nutrientes aporta y en qué cantidades conviene conviene servirlo. En consecuencia, podrás darle en tu dieta el mejor papel posible y sacar así el máximo partido de las propiedades del arroz.

Carbohidratos

No se debe a la casualidad que después de comer arroz te sientas siempre con más energía: el arroz es uno de esos alimentos energéticos. La razón es que el arroz está compuesto principalmente por carbohidratos. En cambio, a diferencia de otros alimentos ricos en carbohidratos, el arroz prácticamente no aporta grasa. Sin embargo, para no engordar, conviene controlar las cantidades.

Proteínas

Cabe señalar que comer arroz también te ayudará en la tarea de cubrir tus necesidades diarias de proteínas, ya que contiene una pequeña cantidad de este nutriente tan importante para el cuerpo.

Cómo conseguir proteínas

Echa un vistazo al artículo: Alimentos con proteínas. Ahí encontrarás qué debes comer para obtener más proteínas.

Fibra

¿Cuál es el estado de tu tránsito intestinal? Si necesitas que las cosas se muevan de forma más ágil por ahí abajo, el arroz integral es un aliado a tener en cuenta debido su aporte de fibra. 100 gramos de arroz integral te ofrecen la oportunidad de obtener casi 2 gramos de fibra, interesante para el tránsito pero también para muchas otras cosas, como saciar el apetito de una forma más duradera.

Si prefieres el arroz blanco, también estás consiguiendo fibra, pero en cantidades mucho más pequeñas. 100 gramos de arroz blanco no contienen ni medio gramo de fibra en su composición.

Vitaminas y minerales

El arroz también pone su granito de arena para ayudarte a conseguir la cantidad diaria recomendada de vitaminas, minerales y antioxidantes. Este alimento contiene tiamina, niacina, vitamina B6, manganeso, magnesio, fósforo, hierro y zinc. Como era de esperar, el arroz integral supera al blanco también en este aspecto.

Cuidado con el arsénico

Arroz integral

Hasta aquí las propiedades del arroz, pero también es necesario mencionar algunos inconvenientes. En primer lugar, el arroz tiende a absorber más arsénico que otras plantas, y enjuagarlo no hace que desaparezca. Aunque generalmente no supone ningún problema, comer grandes cantidades de este metal pesado durante mucho tiempo sí que se considera peligroso para la salud.

Uno de los riesgos asociados es una mayor probabilidad de desarrollar ciertos tipos de cáncer, diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón. Al parecer, hervirlo con agua abundante (la cual debe tirarse después) sí que ayudaría a eliminar una cantidad considerable del arsénico presente en los arroces. Sin embargo, no sirve para eliminarlo todo y, además, pueden desaparecer algunas vitaminas y minerales.

Pero el arsénico no es el único inconveniente del arroz. También hay que mencionar antinutrientes como el ácido fítico. Los antinutrientes pueden impedir que el cuerpo absorba ciertos nutrientes. En el caso del ácido fítico, son el hierro y el zinc. Pero tranquilo, sus efectos son prácticamente imperceptibles salvo que consumas arroz en todas las comidas del días durante un prolongado periodo de tiempo, incluyendo tanto el arroz como los productos basados en él (incluyendo la leche de arroz y otros productos que lo integran en su fórmula).

En este aspecto, la variedad ganadora es el arroz blanco, ya que en el integral se han encontrado cantidades más elevadas de arsénico y ácido fítico. ¿Deberías estar preocupado? Depende. Si llevas una dieta variada y comes arroz con moderación, no tienes por qué preocuparte del arsénico ni de los antinutrientes que presenta este popular alimento. ¿Qué significa comer arroz con moderación? Unas pocas raciones semanales no deberían causarte ningún problema.

Palabra final

El arroz blanco no es malo, de hecho puedes incluirlo sin ningún problema en tu dieta saludable. Pero si buscas que las calorías vayan acompañadas de un número notable de nutrientes, entonces debes apostar por el arroz integral. Y recuerda consumirlo con moderación para no pasarte con las calorías, así como por el tema del arsénico y los antinutrientes.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.