Algunos problemas intestinales en verano

problemas intestinales

El verano no solo trae diversión y alegría. Aunque es una de las épocas donde las personas están más alegres por las vacaciones, a veces no todo es felicidad.

Las altas temperaturas de esta estación incrementan la aparición de bacterias, ocasionando frecuentes problemas intestinales si no tomamos las debidas precauciones.

Causas de los problemas intestinales

Durante el verano tendemos a descuidar nuestra dieta, cayendo en excesos de comida basura y alimentos no muy saludables. Es importante evitar problemas intestinales que puedan arruinar nuestras vacaciones e intentar comer de la forma más saludable y ligera posible.

Entre las razones por las que los problemas intestinales son frecuentes durante esta época, es que porque los alimentos suelen ponerse en mal estado con facilidad a causa del calor. Hay que extremar las precauciones para que estén en el frigorífico en todo momento.

Algunos problemas intestinales con los que nos podemos encontrar

Hepatitis A

Es una enfermedad infecciosa se puede transmitir por la ingesta de alimentos contaminados o por estar en un lugar poco higiénico. Suele aparecer meses después de ser adquirida y tiene un periodo de duración de 1-2 semanas. Aún no existe una cura establecida, pero se recomienda mantener reposo y una dieta sin grasas, de esta manera la enfermedad será expulsada naturalmente de nuestro cuerpo a través de las heces.

Síndrome urémico hemolítico

Este síndrome es ocasionado por la ingesta de comida poco cocinada, especialmente las carnes. Es aconsejable que el punto de cocción, sobre todo en este tiempo, sea el suficiente para no ingerir microorganismos vivos a través de la comida.

verano

Diarrea

Este trastorno es el más frecuente durante las vacaciones, provocada por la mala alimentación, e incluso por tomar antibióticos a causa de alguna infección, ambos factores muy comunes durante esta época del año. Suele durar de 2 a 4 días.

Alimentos no conocidos

Hay que tener especial cuidado con las vacaciones en lugares o países que utilizan alimentos a los cuales nuestro organismo no está acostumbrado, o un exceso de condimentación, etc. Si surgen los problemas intestinales, nuestro disfrute en esas culturas diferentes habrá terminado

Fuentes de imágenes: CuidatePlus.com  /  El Diario NY


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *