Preguntas salseantes para amigos

Amigos

Llamamos preguntas salseantes para amigos a aquellas que les ponen un poco incómodos por revelar alguno de sus secretos. Suelen hacerse en el entorno de un juego para divertirse y, a la vez, conocer algo más de tus amistades.

Por todo esto, no son cuestiones ofensivas ni que vayan a desvelar grandes misterios. Y, además, van en ambas direcciones. Lo mismo que las haces tú, puedes recibirlas de tus amigos. Por tanto, para ser más rigurosos, podríamos hablar de preguntas indiscretas. Seguro que alguna vez has jugado a esto. Pero, para que en la próxima ocasión tengas mejor material, vamos a ofrecerte preguntas salseantes para amigos distribuyéndolas por sus contenidos.

Preguntas románticas

Unos amigos

Un grupo de amigos posando para la cámara

Figuran entre las favoritas de quienes participan en estos juegos porque consiguen poner en un pequeño compromiso al que las recibe, pero no tienen mayor trascendencia. Asimismo, pueden ser de muchos tipos. Pero, como muestra de ellas, te daremos algunos ejemplos.

Cuando estás en un grupo, puedes inquirir a otro u otra acerca de si besaría a alguno de los que están presentes, si hay alguien en la reunión que le sea más atractivo que los demás o si le atrae la pareja de algún amigo. Pero también pueden ser más generales. Por ejemplo, cuál fue su primer amor, con quién se dio el primer beso o cuál fue el rechazo sentimental que más le dolió.

No obstante, puedes elegir preguntas con mayor trascendencia e importancia relacionadas con el amor. Por ejemplo, cuántas formas de amar cree que existen, si considera que el amor es sufrimiento o qué opina del compromiso. En este grupo también caben cuestiones como si existe el amor a primera vista o el platónico, por qué nos enamoramos o cuál es la razón de que no veamos los defectos de la persona que nos ha enamorado.

Preguntas salseantes sobre sexo

Amigos de excursión

Unos amigos de excursión

Por otra parte, una vertiente de este tipo de cuestiones es la compuesta por preguntas de tipo sexual, que siempre resultan un poco incómodas. Por ejemplo, a qué edad perdió la virginidad, qué es lo más atrevido que ha hecho en la cama o si se ha acostado con alguno de los presentes. También si ha usado juguetes sexuales, cuál es su mayor fantasía erótica o si se ha arrepentido tras acostarse con alguien.

Incluso, cuando hay mucha confianza, puedes ser más atrevido y plantear cuestiones como si estaría dispuesto o dispuesta a hacer un intercambio de parejas con los presentes, si ha fingido un orgasmo alguna vez, si ha tenido fantasías eróticas con alguien del grupo o si se considera pansexual.

Preguntas que tienen que ver con el físico

Amigos en la montaña

Amigos ante un paisaje de montaña

Todos tenemos pequeños complejos y hablar de ellos suele ponernos incómodos. Lógicamente, no se trata de molestar a nadie, sino de preguntar cosas intrascendentes relativas a la apariencia. Te hablamos de preguntas como qué parte de su cuerpo le gusta menos o si se operaría de estética para corregirse algún defecto.

Alternativamente, puedes inquirirle sobre qué valora más físicamente en una posible pareja. O en qué se fija en primer lugar del aspecto de otra persona. En definitiva, alguna cuestión acerca de aspectos físicos personales suele ser una buena pregunta salseante para amigos.

Preguntas puramente curiosas y para ponerse colorado

Amigos en una celebración

Una celebración es buen momento para jugar a hacer preguntas salseantes

Bajo este epígrafe englobamos aquellas cuestiones intrascendentes o de mero cotilleo. Por ejemplo, qué es lo más raro que ha hecho solo, si alguna vez le han pillado haciendo algo que no debía o si ha sufrido un ataque de risa en un momento poco oportuno.

Pero más graciosas son aquellas preguntas que pueden hacer que quien las recibe se ponga colorado. Así, justamente, cuál ha sido su experiencia más vergonzosa, cuál es la mayor locura que ha hecho o si alguna vez ha cometido un pequeño hurto, por ejemplo, en un supermercado. También podría hacer que se pusiera colorado inquirir qué ha sido lo más vergonzoso que ha buscado en Internet.

Preguntas muy personales

Unos amigos de fiesta

Amigos de fiesta

Este apartado solo te resultará útil cuando juegues con personas de la máxima confianza. Porque vas a hacerle preguntas que no sabe casi nadie. Pero, en caso de que sea así, puedes utilizar cuestiones como cuál es la mayor mentira que ha dicho o, alternativamente, si ha mentido sobre algo muy importante.

También puedes hacer preguntas del tipo cuál es su mayor miedo o su más íntimo secreto, que prefiere de sí mismo y qué le disgusta más o cuál es el sueño que desea cumplir. Incluso puedes centrarte en aspectos económicos e inquirirle sobre cuánto gana o cuánto dinero tiene en el banco. Pero también tienes la opción de ir a lo sensible y preguntarle, por ejemplo, cuándo fue la última vez que lloró.

Preguntas salseantes para amigos de corte filosófico

Complicidad

Complicidad y confianza entre amigos

En una reunión entre amigos también pueden ser interesantes las cuestiones de tipo filosófico. Lógicamente, no nos referimos a preguntar qué opina de Aristóteles o Platón, sino de temas menos intelectuales. Te hablamos de preguntas cómo qué esperas de la vida, qué opinas acerca del destino o qué posesión valoras más.

Pero también puedes incluir en este apartado cuestiones de índole política. Por ejemplo, a quién piensa votar en las siguientes elecciones. O de carácter moral como si cree que el ser humano es bueno por naturaleza. Incluso puedes plantear preguntas como qué piensa que es el arte, cómo define la libertad o cuál considera que es el mayor desafío al que se enfrenta la humanidad.

Preguntas salseantes de yo nunca

Unos amigos en una exposición

Amigos en una exposición

Con este nombre, nos referimos a aquellas cuestiones que comienzan por las palabras «yo nunca» y que se hacen a todo el grupo de amigos. Consisten en que quien nunca haya hecho algo levante la mano. Por ejemplo, si planteamos yo nunca he tenido fantasías con alguien de nuestra pandilla, quienes no levanten la mano dan a entender que sí las han tenido.

Lo bueno de estas preguntas es que son muy fáciles de contestar y, gracias a ello, puedes preguntar cosas muy jugosas sin reparo. Por ejemplo, yo nunca he tenido sexo oral o yo nunca he hecho un vídeo erótico.

En conclusión, te hemos dado muchas ideas sobre preguntas salseantes para amigos. En todos los casos, su objetivo es doble: provocarles un poco de incomodidad sin que se sientan intimidados y pasar un tiempo divertido. Anímate a disfrutar de un rato ameno con este juego.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.