Porsche Design P’6612 Dashboard

De esta forma ha decidido la casa Porsche llamar a su reloj conmemorativo de la primera victoria en Le Mans. Según la marca es la fecha más significativa de la historia deportiva de Porsche y para ello han creado una serie limitada a menos de 1.000 piezas firmada por la marca de relojes y cronógrafos fundada por la propia escudería hace casi 40 años.

Para ello, según dicen, se han inspirado en la técnica y fiabilidad del legendario Porsche 917K ‘rojo-blanco-rojo’ de 1970 que conducían Hans Herrmann y Richard Attwood. Como no podía ser de otra forma, destila deportividad en todos sus detalles. Las tres subesferas son de color rojo y blanco, esta última con el número 23 que simboliza el dorsal que llevaba el coche de carreras. La tapa trasera está fabricada en cristal de zafiro y permite contemplar la maquinaria bajo la inscripción ‘Winner Le Mans 1970’. La correa está inspirada en el volante del prototipo y está fabricada en piel de becerro con costuras en color rojo.

Pero claro, en estas ediciones especiales y limitadas no sirve con solamente trabajarse el modelo, el packaging debe estar a la altura. La firma entrega el reloj con una réplica a escala del coche de carreras, así como una placa conmemorativa de la edición limitada, y un libro firmado personalmente por Hans Herrmann y Richard Attwood.

Vía: Hola


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *