Piel seca

Tener la piel seca y lucir impecable es perfectamente posible. Simplemente hay que proporcionarle los cuidados necesarios.

Descubre cómo identificarla y qué tipo de rutina de higiene necesitas, así como qué alimentos no pueden faltar en tu alimentación:

Cómo saber si tienes la piel seca

Tener la piel seca es algo muy habitual. Además, presenta una serie de síntomas que hacen que sea bastante fácil de identificar como tal. Si tu piel está tirante y apagada, probablemente este sea tu tipo de piel. Asimismo, tiende a las erupciones y la irritación, problemas que se acentúan a causa del afeitado.

Cómo cuidar la piel seca

Con la piel seca, así como con todos los tipos de piel, es necesario que la rutina de higiene se practique con una alta regularidad e incluya los productos adecuados. De lo contrario, no sirve de mucho.

Piel seca y barba

Sea cual sea tu elección para el vello facial (afeitado apurado, barba de tres días o barba larga), la exfoliación es un paso clave de la rutina de higiene cuando se tiene la piel seca.

Los productos exfoliantes eliminan una delgada capa de la piel, ablandan los folículos y despegan los vellos de la piel. De esta manera, se previene uno de los peores efectos secundarios de la higiene masculina en general (si no el peor): los vellos encarnados.

Puedes exfoliar tu barba unas cuantas veces a la semana, pero intenta que no sea antes del afeitado. Someter a la piel a estos dos procesos a la vez puede causar más irritación de la necesaria. La frecuencia ideal es diferente en cada caso, aunque dos veces por semana da buenos resultados en la mayoría de casos.

Lo más importante cuando se trata de exfoliar la piel seca es centrarse en prevenir el enrojecimiento y la irritación. Para conseguirlo recuerda no utilizar un exfoliante que sea demasiado agresivo con tu piel ni frotar con más fuerza de la necesaria.

Cómo lavar la cara

Si tienes la piel seca es conveniente que laves tu cara con agua tibia en lugar agua caliente o fría. Las temperaturas extremas pueden agravar todavía más la falta de hidratación, tanto en la cara como en cualquier otra parte del cuerpo. Tampoco es aconsejable cambiar la temperatura del agua durante el proceso. Es un mito que sea beneficioso para los poros. En realidad, puede romper los vasos sanguíneos.

¿Utilizas un limpiador facial? En ese caso, asegúrate de que no sientes picor y tirantez después de lavarte la cara con el mismo. Si se producen esos efectos secundarios, lo más probable es que no estés utilizando el limpiador adecuado para tu piel. Existen una serie de ingredientes astringentes en muchos limpiadores faciales que es mejor evitar cuando se sufre de piel seca, tales como el sulfato de zinc o el ácido salicílico.

Agua micelar, crema limpiadora o espuma limpiadora… sea cual sea el formato que escojas, lo fundamental es que no te provoque irritación. Consulta con el vendedor en caso de duda. Sabrás que has encontrado el limpiador ideal porque tu piel se quedará fresca y suave después de utilizarlo.

Cómo hidratar la cara

Crema hidratante

Dado que las pieles secas necesitan mucha humedad (y además pueden manejarla sin problemas), pónselo díficil al enrojecimiento y la irritación apostando por una crema hidratante que te proporcione una hidratación lo más profunda posible.

Actualmente, la mayoría de cremas de día ya incluyen filtro solar, pero nunca está de más asegurarse. Dicha característica reduce considerablemente la irritación causada por el daño solar.

Sérum + Crema hidratante

Considera combinar tu crema hidratante con un sérum. Las primeras trabajan en las capas exteriores de la piel (lo que no deja de ser importante), mientras que los sérums pueden penetrar más profundamente debido a que su estructura molecular es más reducida. El resultado es una hidratación más completa.

Aceite facial

Las pieles con sequedad crónica pueden beneficiarse mucho de las ventajas de los aceites faciales. Los buenos aceites faciales no provocan puntos negros; e incluyen vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales en sus fórmulas. Asimismo, atrapan el agua en la piel para reforzar su barrera protectora.

Qué comer para combatir la piel seca

Los ácidos grasos omega 3 (atún, salmón, semillas de lino, nueces…) ayudan a las células a contener más agua. Y la piel seca necesita todo el agua que puedas proporcionarle para volver a lucir suave.

Comer unas cuantas piezas de fruta todos los días se considera uno de los mejores tratamientos para la piel seca que existen. Y es que le aportan antioxidantes, vitaminas y agua para que se mantenga saludable e hidratada.

Por su parte, la fibra y las verduras de hoja verde te ayudarán a protegerte de las hormonas del estrés y determinados factores ambientales, que pueden provocar que tu piel luzca más seca todavía. El secreto está en sus importantes fitoquímicos, los cuales actúan contra los radicales libres que hay dentro del cuerpo. La cantidad de fibra diaria recomendada en hombres es de 38 gramos. Cabe señalar que consumir demasiada puede obstaculizar el proceso de rehidratación de la piel, razón por la que es conveniente no superar dicha cantidad cuando se tiene la piel seca.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Esteta por naturaleza. La moda pasada y presente y esos pequeños detalles que a menudo pasan desapercibidos dan forma constantemente a mi concepto de estilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.