Pibonexia

Pibonexia

Hay personas que se retratan auténticas bellezas, como únicos seres humanos y con un amor incondicional hacia ellos mismos que muchos no sienten. ¿Eres de esas personas? ¿Sientes ese amor propio que proyecta una envidia hacia los demás?

Pues eso mismo es lo que se refleja hoy en día con nuestras redes sociales, son muchas las personas y personajes públicos que reflejan esa imagen de aparentar algo mucho más allá de lo que podrían proyectar. Si hoy en día sucumbe la falta de autoestima en mucha gente, la imagen que se retracta con la ‘pibonexia’ es la de aparentar una persona perfecta, y que va a mejor,  de lo que realmente se les podría evaluar.

Ostentación, ilusión, fantasía

¿Por qué se llama ‘pibonexia’?

Este término fue generado por Susi Caramelo, una comediante y estrella viral colaboradora del programa ‘Las que faltaban’. En un monólogo explica la invención de esta palabra como un trastorno que suscita mucho entre personas y celebrities en Estados Unidos, aunque también en muchos y otros países como España.

La lógica de esta palabra señala la idea de que existen personas que se sienten mucho más guapas de lo que son. Creen tener el físico perfecto, con un cuerpo y cara envidiables, y aunque les digan que no lo son ellos creen todo lo contrario.

Artículo relacionado:
Cómo vestir elegante

Para Susi, la ‘pibonexia’ está muy jerarquizado en las redes sociales, sobre todo en Instagram. Muchos famosos resaltan parte de su belleza y la exageran sobreexponiendo su imagen es exceso, con retoques y superando la ilusión para parecer perfectos. Es su mejor medio, están enganchados a tal forma que hace que sean su plan ideal para aparentar su gran ostentación y narcisismo.

Pibonexia

Personajes que sienten ‘pibonexia’

Susi Caramelo también siente pibonexia. Ella mismo se retrato con su propia invención y en una entrevista admitió que ella misma “está buena todo el rato”.  En general todas las personas con esta cualidad sienten admiración por ellos mismos, saben que no entran dentro de los cánones establecidos por la sociedad, pero aún así piensan que están muy buenos.

Donal Trump es la estrella indiscutible que le gusta alardear de su imagen. Siempre está exagerando su imagen e incluso ha llegado a subir imágenes que no se ajustan a la realidad, dónde aparece con cuerpos transformados o retocados por Photoshop. Sin duda, las redes sociales es su objetivo, a través del cuál le gusta mantener su imagen. Aunque hoy en día tiene una lucha con la justicia por haberle censurado en varias plataformas.

Pibonexia

David Guetta es una de las personas que le gusta retratarse como el mejor de los mejores. Este famoso DJ’s y de los más conocidos, también sube sus fotos a las redes sociales sacando su mejor versión y encima mejorada con retoques.

La popular Kim Kardashian es una de las celebrities con una gran ‘pibonexia’. Ella sola reconoce por sus fotos y sus retratos es su gran pasión y sin ella Instagram no sería nada sin la cantidad de gente que se han unido a su causa. Sin duda ella también aparece con retoques que no dejan sin duda que es para resaltar alguna zona o para engrandecer la belleza de algunos de sus rasgos.

A la cola se la une otras famosas como Kylie Jenner denominada como la benjamina de las Kardashian dónde también se la ha cuestionado por retocar sus fotos para aparentar mucho más su atractivo de lo que son en realidad. Kendall Jenner también entra dentro de la lista quien altera de forma descarada sus fotos.

¿Por qué «ser admirado» aumenta el ego?

A todas las personas a las que se les ha unido con las redes sociales y de las que alardean de su físico a través de ellas, son personalidades que dependen de la fragilidad de su autoestima. Usan las redes para recibir “likes” y así formar su condición de tranquilidad y aumentar su ego.

Pibonexia

¿Por qué ocurre esto? Pues, aunque resulte alentador decir que las personas con pibonexia admiran su cuerpo y mente hasta el extremo, también les gusta recibir muchos “likes” de gente que los admiran para subir su autoestima aún más. Necesitan ese sustento para experimentar alivio y a la vez también su aceptación social.

Y como ya sabemos la mayoría de estas personas se atreven a ir mucho más allá para usando los filtros y distorsionando su verdadero aspecto. En realidad, están proyectando su personalidad, pero a la vez es canalizado como algo sano y divertido.

Aunque para términos de conceptos psicológicos no sabemos si esto a la larga es saludable. Distorsionar una imagen retratada con muchos filtros o Photoshop no ayuda en gran medida a subir la autoestima, sino que puede que el día de mañana pueda derivar a algún otro tipo de trastorno psicológico.

Las redes sociales son las mejores herramientas para poder representar una parte de nosotros. Es cuestión de nosotros y de forma personal para poder hacer uso de ello de manera consciente y con responsabilidad. Muchos achacan que la ‘pibonexia’ no termina de ser una fuente buena si al principio puede resultar ser divertida y si al final afecta nuestra percepción del cuerpo y nuestro amor propio.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.