Peinados y cortes clásicos en el hombre

Peinados y cortes clásicos

Por mucho que pasen los años y las tendencias cursen su estilo en peinados, sin duda no podemos dejar de lado los cortes clásicos. Siempre funcionan y hay hombres que los usan por su gran matiz favorecedor, pues para muchos es también símbolo de elegancia.

Debemos de clasificar a los dos tipos de hombres que prefieren unos cortes de pelo a otro. Tenemos a los vanguardistas que prefieren adoptar el corte de pelo en función de lo que se lleve, sin tener miedo a la moda. Y existen los tradicionales, los que apuestan de forma segura en el tipo de corte de pelo clásico, el que les va a dar garantía.

Peinados clásicos

Los cortes tradicionales siempre han estado presentes desde la infancia. Son los que han caracterizado el estilo y la personalidad de cada hombre y con el corte de pelo que se han quedado para el resto de sus vidas. Si quieres conocer muchos más estilos por los que optan hombres con estilo, puedes leer mucho más de lo que te ofrecemos en esta sección. A continuación te proponemos peinados con cortes clásicos:

Peinado clásico de corte a tijera

Peinado clásico de corte a tijera

Es el tipo de corte que por regla general se ha hecho en muchas generaciones. El acabado es una forma ni muy larga ni muy corta, con la parte de arriba un poco más larga que en el resto del pelo. Los lados de la cabeza no están cortados demasiado cortos, sino más bien con holgura y de forma natural, para que puedan peinarse hacia atrás.

Su mantenimiento no requiere de mucho esfuerzo, tan solo hay que peinarse con un peine o cepillo para mantenerlo peinado y sin ningún retoque. Si quieres hacer una pequeña marca puedes repartir un poco de cera, gomina mate o espuma, o aplicando una pequeña cantidad de agua.

Peinado con raya lateral

Peinado con raya lateral

Es el clásico de todas las generaciones, el que seguramente hayas visto en padres y abuelos en sus fotos en su juventud. Da un toque serio y sofisticado, para un ambiente laboral y creando un corte sencillo, limpio y cuidado. Se puede crear con un pequeño tupé y con raya lateral, es el tipo de corte clásico entre los clásicos y siempre ha ido bien en la forma de muchos rostros.

Su corte puede favorecer mucho mejor en caras poco angulosas, con forma redonda y con la frente grande. La raya horizontal dará ese corte recto a la estructura de la cara. Su forma viene con los cortes de los lados bien rebajados y la parte superior algo más larga. A la hora de peinarlo puede fijarse con cera o con laca fijadora.

Peinado con forma de tupé

Peinado con forma de tupé

Este corte es clásico y moderno. Sus características son un pelo rebajado ligeramente a los costados de la cabeza y con un retoque en la parte de arriba, pero sin rebajarlo sin más. Se necesita tener el cabello largo para realizar la forma de tupé, o bien con un tupé peinado hacia arriba o con un cepillado hacia atrás, pero sin quitar volumen.

Se recomienda para aquellos rostros con forma de cara con mandíbula ancha o con forma triangular, ya que la forma del tupé ayudará a contrarrestar el efecto y creando una buena proporción del rostro. Si dispones de un pelo fuerte, con grosor y voluminoso este corte te quedará genial. Para mantenerlo en su posición correcta y durante horas es recomendable usar una buena laca de fijación fuerte, con efecto antihumedad y de secado rápido.

Peinado Undercut

Undercut

No importa el tipo de pelo que tengas, este peinado es ideal para cabellos rizados o lisos. Su corte es muy rapado a los lados y la parte de arriba de la cabeza tiene que ser muy larga, lo ideal son siete centímetros. Es un peinado creativo y su objetivo es crear un gran contraste, por lo que si eres una persona seria no te conviene. Si tienes el rostro cuadrado, con mandíbulas y pómulos muy marcados, este corte de pelo será genial, ya que suavizará y romperá la rigidez de la forma.

Corte rapado

Corte rapado

Es un corte clásico y tradicional dónde los hombres ya optan por este tipo de rapado cuando están perdiendo pelo y quieren disimularlo en cierto modo. Otros no pueden disimular el desahogo que da el no estar pendiente de peinarse todos los días o del calor que puede dar el pelo un poco largo en verano. Es por ello que optan por coger la maquinilla y dejarlo casi al 0, pero para ello hay que observar que este corte tiene que quedar bastante favorecedor en el rostro.

Corte de pelo desordenado o con flecos

Corte de pelo desordenado o con flecos

Este peinado tiene una composición desordenada, dónde el pelo tiene el mismo largo tanto en los lados como en la parte de arriba. Su corte es ideal para cabellos rizados, cabellos gruesos o con pequeñas ondulaciones. Lo ideal es llevar una composición armoniosa o terminar de rebajar el volumen.

El secreto está en cortar en capas y crear en algunos casos un volumen despeinado, pero con efecto arreglado, principalmente en la parte frontal. Este corte queda bien para caras rectangulares o caras afiladas o de apariencia larga, dónde su efecto creará volumen en el rostro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)