Pedicura masculina, la gran olvidada (I)

Si ayer era el turno de la manicura masculina hoy es la pedicura el objetivo de este post. Las manos pueden ser la tarjeta de presentación de una persona pero los pies son los cimientos.

Evidentemente esto ya lo sabías, sobre ellos descansa el peso del cuerpo y les sometemos a un duro castigo al encerrarlos en zapatos durante, al menos, diez meses al año.

Las durezas, las uñas encarnadas y los dedos en forma de garra son lo más normal y lo más anti estético. Si tienes unos minutos te apuntamos ciertos consejos para lucir unos pies bien cuidados. Ahora que llega el tiempo de las sandalias y las chanclas hay que cuidar también esta importante parte del organismo.

Lo primero que debemos hacer, tras la ducha, es secarlos perfectamente. Especialmente entre los dedos es donde menos lo hacemos y donde más lo necesitamos, la piel es más sensible en esa parte y nos evitaremos más de un doloroso corte.

Posteriormente podemos observar la forma de nuestros dedos. Si están en forma de garra es porque solemos llevar zapatos demasiado ajustados. Evítalo comprando un número más y tus pies te lo agradecerán.

El aspecto de las uñas es también fundamental. El corte recto es el primer paso para evitar que se encarnen o que se levanten al practicar deporte o caminar.

Imagen: Tu boda.


Un comentario

  1.   Flaquisxyz dijo

    buenos consejos para tener pies mas esteticos, hombres no pasen mas verguenzas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *