Nuevo BMW Z4 Roadster

Agresivo, ¿verdad?. Qué parrilla, qué morro, qué azul más eléctrico…y por detrás no es que empeore la cosa. El nuevo BMW Z4 Roadster es una pequeña joya digna de los conductores más exigentes. Una nueva reedición de un clásico de la casa alemana.

La clave de este Z4; su techo duro retráctil, el primero de BMW. Por fin se acabó la típica y cutre a su vez capota de lona para dejar paso a un techo de sofisticado diseño que se abre y cierra en tan sólo 20 segundos. Con lo cual, con este techo, el coche no pierde ni un ápice de estilo y clase como sí lo hacía con la capota negra bajada, estropeando así la perfecta línea del coche en días fríos o de lluvia.

Si hablábamos de un exterior potente, el interior no se queda atrás. Con unos mandos inspirados en el clásico Z8 y una amplitud exagerada para un vehículo de este tipo, muy en la tónica de BMW de apelar al placer de la conducción, es todo un lujo sentarse a conducirlo.

Motores gasolina de 204, 258 y 306 CV alimentan a esta máquina que es ya uno de los clásicos de la marca y que se puede adquirir desde unos 40.000 euros. Obviamente, el más recomendable de los tres modelos existentes es el sDrive35i, cuyo precio supera los 52.000 euros, Lógico si tenemos en cuenta que las diferencias con el modelo más barato son considerables.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *