Naranjas de la China: cestas y centros frutales

Basándose en la idea de centros florales, pero queriendo ir un poco más allá surgió la empresa Naranjas de la China, con el fin de crear composiciones de fruta tropical, tradicional u oriental elaboradas según las últimas tendencias, con variedades sorprendentes recibidas a diario desde Brasil, Malasia, Zanzíbar. Un auténtico centro de lujo para regalar en los momentos especiales que tampoco descuida el elemento floral. Estos centros, además de poseer una estética del todo artística, integra las ventajas de sabores inimaginables y olores traídos desde los cinco continentes. Todo un lujo para los sentidos que combina, por ejemplo, el tacto del Rambután, el gusto de la Fruta de la Pasión, el sonido del Tamarindo, el color del Kiwano y los aromas de la Guayaba.
Los centros frutales propuestos por Naranjas de la China son el regalo ideal para sorprender a la pareja, celebrar un importante evento, como obsequio de empresa o simplemente para adornar nuestra casa durante cualquier celebración que necesite de una exquisita decoración. Las cestas se dividen en tres categorías: Entre Trópicos, Provenzal y Viajes de Oriente, y cuenta con treinta diseños distintos, todos muy vistosos y originales, tales como Kentya, Madagascar, Fénix, Edén, Louisiana, Abril, Hortensias rojas, Borneo, Hanami dorada, Naranjas de la China, Jamaica, Fiyi, Oasis u Horquídea en jarrón.
En el ámbito empresarial, Naranjas de la China ofrece a sus clientes originales cestas de fruta y composiciones con flores y plantas para ocasiones en las que se quiere agasajar a un cliente o simplemente felicitar a los empleados de la misma empresa. Ofrecen así creaciones para regalos promocionales y decoración de mesas y salas. El precio de estas cestas oscila entre los 55 euros y los 225 euros. Su centro más simple, bautizado Oasis, combina plantas de hoja verde donde se asientan gran variedad de frutos secos como dátiles, almendras y pasas, y está inspirada en el reposo de las caravanas tras un largo viaje a través del desierto. La pieza más cara es el centro Madagascar, basada en la exuberancia de esta isla, una bandeja que combina el bambú con árboles de flor, frutas de temporada, pequeños frutos silvestres, perlitas de chocolate y frutos exóticos. Vía: Publico]]>

Un comentario

  1.   Carlos dijo

    las cestas de frutas de Naranja de la China son un reflejo de lo que hay que regalar cuando quieres unir buen gusto y originalidad. Es difícil poder encontrar estos valores jutos sin dejarte el bolsillo en ello. Con estas cestas siempre acierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *