Munich, zapatillas con clase (I)

Las zapatillas son una opción de calzado diario más que respetable para huir de los zapatos. Tienen su momento y su edad, como todo, porque recordemos que tener clase no significa ir vestido de traje a cualquier sitio, signifca adaptar tu estilo a cada momento; bien con un traje, bien con unos vaqueros y unas zapatillas.

Dentro de las zapatillas que se pueden considerar un poco más “de vestir” que las típicas de running de tela de agujeros y colores estridentes, o las clásicas walking horribles y bien armadas, son recomendables dos marcas actualmente: Munich y Bikkembergs. Ambas llevan ya unos cuantos años como un referente de estilo en el mundo de las zapatillas, y año tras año su fama es mayor, con lo cual, es prácticamente necesario tener al menos un par de alguna de estas dos marcas.

Munich es una marca catalana que empezó dedicándose al mundo del deporte; fútbol, fútbol sala, balonmano…son las típicas zapatillas de suela amrillenta y en colores vivos bastante horteras, la verdad. Pero desde hace tres o cuatro años, la marca creó la línea de moda, totalmente opuesta a su línea sport. Zapatillas para hombres, mujeres y niños, que recuerdan a sus modelos más deportivos pero sin llegar a considerarse de deporte.

La marca consta de tres modelos diferenciados;

El modelo Goal, para los más cosmopolitas, con una suela extremadamente rugosa y bastante gruesa, de tela y piel con colores desde discretos hasta extravagantes (incluyendo brillos y estampados si se tercia). Son las más robustas de todas.

El modelo Acropol, que se puede ver en la imagen principal, bastante más estilizadas aunque para nada discretas. En una gran variedad de colores, están disponibles en piel mate y brillo así como en ante.

Y por último, el modelo Roc, que recuerdan a las zapatillas que podría llevar tu abuelo. En piel y ante, aunque con modelos muy extravagantes, es tal vez la opción más discreta de la marca. Tal vez demasiado vintage, hasta el punto de parecer simplemente antiguas.

Por último, existe también lo que la marca denomina Munich My Way, para personalizarlas, siendo está la opción mas destacada para poder hacerte tus Munich expresamente para cada look.

Una opción más que acertada (salvo el modelo Roc, sólo si eres muy purista) que está disponible a partir de unos 135 euros los modelos más baratos.

Próxima entrega: Bikkembergs.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *