Mitos y realidad sobre el líquido preseminal

Todas las personas han oído hablar alguna vez sobre el líquido preseminal. Existen muchísimos mitos acerca de este líquido y la capacidad de dejar embarazada a la mujer. Bajo el dicho de “antes de llover, chispea”, os presentamos un post donde podrás conocer todo lo relacionado sobre el líquido preseminal. Desde qué es, hasta si puede dejar a una mujer embarazada, pasando por su composición y factores de su aparición.

¿Quieres aprender sobre el líquido preseminal y despejar todas tus dudas acerca de este delicado tema? Sigue leyendo 🙂

Características del líquido preseminal

También se le conoce como fluido preeyaculador. Se trata de un líquido viscoso e incoloro que es segregado a causa de las glándulas de Cowper (también llamadas bulbouretales) del pene. Cuando se está teniendo relaciones sexuales, por lo general, este líquido es expulsado al exterior por la uretra antes de que se produzca la eyaculación.

Existe un extenso debate sobre la existencia de espermatozoides en el líquido preseminal que sean capaces de dejar embarazada a la mujer. Su composición es similar a la del semen, salvo que las sustancias que provienen de la próstata y las vesículas seminales no están en él.

El fluido sale desde las glándulas de Cowper y entra directamente en el conducto de la uretra. No pasa por ninguna otra glándula secretora. Esto hace que el líquido preseminal esté exento de espermatozoides. Éstos salen únicamente del epidídimo durante la eyaculación, mezclándose don el resto de componentes de líquido seminal.

Por lo general, el líquido preseminal suele ser mucho más pequeño que la eyaculación propiamente dicha. Sin embargo, no existe una cantidad predeterminada. También hay hombres que no producen este fluido y otros que secretan hasta 5 mil.

Funciones que cumple el líquido preseminal

Debemos saber que en nuestro cuerpo nada está al azar y todo cumple alguna función. Aunque parezca algo sin utilidad, el líquido preseminal cumple diversas funciones.

La primera es la de actuar como lubricante en las relaciones sexuales. No solo la mujer secreta mucosa para que el acto sexual sea más placentero y correcto. El hombre expulsa este líquido para cumplir la función de lubricar las paredes de la uretra femenina. Esto facilita la expulsión del eyaculado.

La segunda función es la neutralizar la acidez del ambiente vaginal. La vagina tiene un pH bastante ácido que dificulta la supervivencia de los espermatozoides. Por ello, con este líquido se neutraliza esa acidez y los espermatozoides tienen más éxito de “llegar a la meta”.

Probabilidad de quedar embarazada

De no existir ese miedo por quedar embarazada ante la expulsión de este líquido, no existían problemas acerca de esto. La controversia sobre este tema es algo que inunda a las parejas más jóvenes de la sociedad. Hay numerosos estudios acerca del dilema de la presencia o ausencia de espermatozoides en el líquido preseminal.

Los estudios se dividen en aquellos que afirman que se han encontrado espermatozoides móviles en el fluido preeyaculador y otros que no. Ambos estudios están realizados sobre tamaños de muestras bastante pequeños. Cuando un muestreo se realiza en un tamaño de población pequeño, sus datos pueden no ser concluyentes. Es decir, la información obtenida a través de este proceso no abarca todas las posibilidades ni analiza todas las variables a tener en cuenta.

Se puede decir que la probabilidad de quedar embarazada con líquido preseminal es mucho más baja que con el semen. Fisiológicamente hablando, es imposible que haya espermatozoides vivos en el líquido puesto que no pasan por glándulas secretoras. Sin embargo, si se ha tenido una eyaculación anterior y reciente (como puede ser otra relación sexual y que esta sea la segunda) con la penetración sin protección es posible que queden algunos espermatozoides en la uretra de la anterior eyaculación. Si esto ocurre, es posible que salgan en la segunda excitación en el líquido preseminal.

Para que esto no ocurra, se recomienda orinar entre eyaculaciones para eliminar los espermatozoides residuales. Además, es bueno esperar unas horas para volver a tener relaciones sexuales.

Aunque se confirme que hay espermatozoides en el líquido preeyaculador, la posibilidad de que una mujer quede embarazada es muy baja. En caso de que haya espermatozoides por ser el segundo coito, serán de mala calidad y cantidad. Ya de por sí es complicado para ellos superar las barreras del sistema reproductor femenino para llegar al óvulo, imaginaos con menos de la mitad del ejército 😛

Interrupción del coito

Este miedo de quedar embarazada por el líquido preseminal va relacionado con el efecto vulgarmente conocido como marcha atrás. Este método para evitar usar preservativo consiste en parar la relación sexual y sacar el pene de la vagina antes de la eyaculación masculina.

Esto es considerado un método anticonceptivo natural ya que no necesita de ninguna medicación hormonal ni de preservativo. Esto no es 100% fiable para evitar el embarazo. Exige que el hombre tenga gran control sobre su eyaculación. La fiabilidad se basa en la capacidad del hombre de sacar el pene a tiempo antes de eyacular y no en la presencia de espermatozoides en el líquido preseminal.

No se recomienda hacer uso de esta técnica a menos que se haga en los días no fértiles de la mujer.

Dudas sobre el líquido preseminal

Muchas personas tienen dudas relacionadas con la expulsión de este fluido. La primera es si puede haber VIH en el líquido preeyaculador. La respuesta es sí. Las partículas del virus se encuentran en el plasma seminal. Por ello, puede haber riesgo de contagio al mantener relaciones sexuales.

Otra pregunta frecuente es sobre el número de espermatozoides que hay en el líquido preseminal. Aún no se sabe a ciencia cierta si hay espermatozoides o no en su interior. En el caso que haya, es una minúscula proporción comparada con la del semen. Recordad que sólo puede haber si se ha eyaculado anteriormente.

La pregunta que más inquieto tienen a los usuarios es sobre la posibilidad de embarazo con este líquido en días fértiles de la mujer. Aunque se sabe de sobra que no hay espermatozoides en la primera eyaculación o nula o escasa cantidad en la segunda, es recomendable no tener relaciones sexuales sin protección en estos días. Así evitamos riesgos innecesarios.

Espero que con esta información haya despejado vuestras dudas acerca de este tema. Cualquier pregunta que tengáis, dejarla en los comentarios y se os ayudará 🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.