Mascarillas para el pelo

Muchos hombres no se molestan en utilizar mascarillas para el pelo. Sin embargo, son una excelente idea si deseas conseguir la mejor versión posible de tu peinado.

Generalmente, el cabello está sometido a muchas agresiones tanto químicas como ambientales. Y una de las mejores estrategias para repararlo y mantenerlo saludable son las mascarillas para el pelo.

Ventajas

Muchos peinados masculinos son bastante exigentes con la parte superior, especialmente si incluye tupé. Las mascarillas para el pelo ayudan a maximizar el volumen, la densidad y el grosor después de un solo uso. Todo ello ofrece la posibilidad de obtener un tupé impecable.

La flexibilidad es otro de los secretos para lucir un gran cabello. El pelo áspero no resulta agradable ni a la vista ni al tacto. Estos productos trabajan sobre la textura, dejando el pelo más suave y manejable, así como con mucho más movimiento que antes.

Asimismo, las mascarillas aportan nutrientes que insuflan vida tanto al cabello como al cuero cabelludo. El resultado es un pelo más fuerte, hidratado y protegido ante las agresiones.

Cómo hacer una mascarilla natural

Preparar una mascarilla casera es muy sencillo. Y es que generalmente se utilizan ingredientes que la mayoría tiene en casa. Además, sólo se necesita mezclarlos un poco utilizando una batidora o incluso una simple cuchara.

Las siguientes son algunas de las mejores mascarillas de estilo natural y casero. La primera es la clásica, a base de huevo. La segunda aprovecha los nutrientes de la fruta y el aceite de oliva, mientras que la tercera contiene cebolla.

Mascarilla de huevo

La mascarilla de huevo es una de las más populares. Su eficacia está altamente contrastada. La yema ayuda a reparar el cabello (especialmente el de tipo seco) gracias a su riqueza en grasas y proteínas. Por su parte, el papel del yogur es suavizar y aportar un extra de hidratación.

Ingredientes (dobla las cantidades si necesitas más):

  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de yogur natural

Direcciones:

  • Añade la yema del huevo en un bol pequeño junto al yogur natural.
  • Mezcla bien la yema de huevo y el yogur natural con la ayuda de una cuchara. Aplícala inmediatamente.

Mascarilla de aguacate

Ingredientes (dobla las cantidades si necesitas más):

  • 1/2 plátano
  • 1/4 aguacate
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Direcciones:

  • Añade todos los ingredientes en una batidora de vaso; o en un bol si prefieres molerlos de manera manual.
  • Mezcla los ingredientes de la mascarilla natural hasta conseguir una consistencia cremosa y sin trozos.

Mascarilla de cebolla

A pesar de su fuerte olor y de la necesidad de ir con mucho cuidado para que no entre en contacto con los ojos, a la mascarilla de cebolla se le atribuyen muchos beneficios, incluyendo la prevención de la caída del cabello. Además, es muy económica y fácil de preparar.

Ingredientes:

  • 1/2 cebolla

Direcciones:

  • Tritura la cebolla y a continuación cuela el jugo en un bol pequeño. Presiona la cebolla si es necesario para sacarle todo el jugo.
  • Esta mascarilla no se aplica sobre el pelo, sino en las raíces. Puedes hacerlo a través de un disco de algodón previamente empapado en el líquido.

Mascarillas para comprar

Si lo prefieres, puedes utilizar mascarillas ya hechas para ahorrar tiempo y contar con una garantía profesional. El mercado ofrece muchas buenas opciones entre las que elegir. Una de ellas es el sérum de nutrición profunda de Schwarzkopf.

Otra mascarilla bien valorada es la Osmo Deep Moisture, que destaca por ser más espesa que el resto. Si buscas una mascarilla sin aclarado para conseguir una reparación exprés, considera la Salerm 21.

Consejos

Dale tiempo para actuar

Aplícala sobre el cabello (de manera inmediata si es casera) y déjala actuar durante 10-15 minutos. El tiempo puede variar en las mascarillas ya hechas. A continuación, aclara y aplica tu champú y acondicionador habituales. Después aclara y estiliza tu cabello como de costumbre.

Retén la humedad

Cuando se trate de mascarillas con propósitos hidratantes, con el fin de ayudar al cabello a retener toda la humedad posible, considera dejar que se seque al aire. No insistas demasiado con la toalla ni, naturalmente, apliques aire caliente con un secador.

El cabello tiene que estar limpio

Masajea la mascarilla sobre el cabello limpio, centrándote en las puntas. Si penetra demasiado en el cuero cabelludo, puede dejarlo graso en algunos casos, razón por la que es mejor prevenir.

¿Cuál es la frecuencia ideal?

Las mascarillas para el pelo se suelen aplicar una vez a la semana. Usarlas todos los días puede aumentar demasiado la humedad del cabello, provocando que luzca resbaladizo y sin cuerpo. Pero en realidad depende de cada caso.

Evita los sulfatos y los secadores

Para sacar el máximo partido de las mascarillas es importante utilizar champús y acondicionadores sin sulfatos. Éstos absorben la humedad, dejando el cabello débil y quebradizo. También hay que ir con cuidado al utilizar el secador. Considera limitar su uso dentro de lo posible.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.