Manicura para hombres, la gran olvidada (I)

Sin duda alguna, a no ser que seas guitarrista o te cuides muchísimo, llevamos las manos hechas unos zorros. Entre los pelos en los dedos, al estilo de los malos de Mortadelo y Filemón, y las uñas cortadas casi a ras del dedo no damos ni una.

Por eso hoy nos hemos decidido a daros una serie de consejos para lucir lo mejor posible. Tened en cuenta que las manos son la tarjeta de presentación y que, aunque no lo creáis, es lo primero que se viene a la vista tras el peinado y los zapatos.

Lo primero que debemos hacer es limar las uñas buscando una forma cuadrada. El segundo paso sería el uso de una exfoliante, centrándose sobre todo en las uñas y cutículas, la idea es eliminar toda la piel muerta de las manos.

Las pequeñas heridas que tenemos en la zona de las cutículas deberían tratarse a la mayor rapidez y ahora es el mejor momento. Un poco de aceite con unas gotas de limón es una cura perfecta.

Cuando tengamos la crema exfoliante sobre las manos y el remedio del aceite y el limón sobre las manos dejamos reposar un poco y quitamos el sobrante con una esponja húmeda.

Vía: Puntofape.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *