Los mejores remedios caseros para combatir el dolor de espalda

dolor de espalda

Entre las dolencias más comunes en nuestra vida diaria, se encuentra el molesto dolor de espalda.

El origen de estos dolores puede ser muy variado, no está definido en una única cuestión. Puede tratarse de malas posturas, levantar un exceso de peso, la ansiedad y el estrés, lesiones, golpes, fracturas, hernia discal, embarazo, y muchas otras causas.

Aunque siempre que tengamos un dolor de espalda fuerte hay que acudir a un médico, algunos remedios naturales ayudarán a paliar nuestros síntomas.

Aplicar frío y también calor

Para esto necesitamos dos toallas. La primera la preparamos con cubitos de hielo, hasta que podamos sentirla bien fría. Con ella presionaremos la zona afectada durante unos 20 minutos.

dolor espalda

Después, sustituimos esta primera toalla por otra, que humedeceremos bien con agua caliente, dejando que actúe por otros 20 minutos.

La combinación entre vinagre y romero

Una mezcla con un litro de agua, una taza de vinagre, y dos cucharadas, es muy efectiva contra el dolor de espalda. La dejaremos reposar durante 5 minutos, y mojaremos una toalla con la mezcla, aplicándola en la zona afectada durante 10 o 15 minutos.

La salvia, sus efectos contra el dolor de espalda

Las hojas de salvia tienen importantes propiedades para el tratamiento del dolor de espalda. Se recomienda tomar tres tazas de una infusión de salvia al día. Para elaborar esta mezcla, combinamos 2 cucharadas de salvia en 1litro de agua hirviendo, dejaremos hervir durante unos minutos y serviremos.

La vitamina C

La vitamina C es una de las más eficaces para evitar las molestias del dolor de espalda. Obtendremos beneficios de esta vitamina tomando algunos alimentos ricos en ella, como el kiwi, fresas, cítricos, etc., y también de una exposición solar. Los rayos solares nos aportan vitamina C.

El ejercicio físico

Realizar ejercicios en nuestra vida diaria también nos ayudará a evitar y aliviar el dolor de espalda. Algunos ejemplos son el yoga, pilates y la natación, ideales para relajar y fortalecer nuestra espalda. Hay que evitar ejercicios como los abdominales, levantamiento de pesas o tocarnos los dedos de los pies desde la posición de pie, porque podrían aumentar el dolor.

 

Fuentes imágenes: YouTube


Categorías

Salud

Paco María García

Después de muchos años desempeñando trabajos de asesoría jurídica, puestos administrativos y de negociado en la Administración Pública, ahora... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *