Look de hoy: Una vuelta por el MoMA

Americana de Etro: La camisa es basura, olvidémosla. Centrémonos sólo en la america…impresiona, ¿verdad? Totalmente fucsia, de lino y con un solo botón. Bohemio pero con clase, como todas las líneas de Etro. Una apuesta bastante arriesgada, sí, pero no nos olvidemos de que este año los colores fluor son los predominantes, y sobre todo el fucsia. ¡Ánimo valientes!

Camiseta de Bikkembergs: Azul marino y bastante sobria, ¿qué esperabas después de semejante blazer? Una camiseta básica y lisa, con cuello de pico y tirando a ajustada, perfecta para llevar con una americana como esta. Cuando se lleva una chaqueta de este estilo, es decir; en plan excéntrico, mejor recurrir a un básico que a una camiseta recargada o con dibujos graciosos en plan gafapasta. Además, mejor el cuello de pico que el redondo para llevar con americana, la sensación es mucho más armoniosa. Y que conste que no soy nada partidario de americana con camiseta, pero siempre se pueden hacer excepciones.

Zapatillas de Pantofola D’oro: Más fucsia, a juego con la americana. Las zapatillas aportan un aire fresco y despreocupado que concuerda perfectamente con el estilo de hoy. Además, siempre se les puede dar más uso que a unos zapatos fucsia, con unos jeans y una camiseta blanca, por ejemplo.

Vaqueros de Moschino: Los jeans de Moschino me gustan. Con ellos me siento como si en vez de piernas tuviese cerillas, pero aún así me encantan. Son relativamente blandos para la dureza que tienen, al contrario que los Nudie propuestos el otro día, además son de talle bastante bajo lo que a mi parecer los convierte en bastante cómodos. Pitillos, muy pitillos.

Cartera de Dior: Las carteras son importantes, por supuesto, y dada la excentricidad del look la cartera debe estar en consonancia. Con lo cual, qué mejor que el charol para convertir una cartera en un extravagante complemento. Esta de Dior es una opción perfecta, aunque tal vez un pelín abultada, aunque bueno, dependerá de las tarjetas de crédito y los billetes que lleves, claro.

Reloj de Franck Muller: The Mariner. Estamos hablando de dar una vuelta por el MoMA, o en su defecto de ver una exposición en el Reina Sofía y llevamos una american fucsia con zapatillas a juego. Mejor que el reloj sea discretito pero sin perder la esencia de tipo cosmopolita e innovador, con lo cual, la mejor opción es recurrir a Franck Muller. Este modelo aporta todo lo vanguardista de la marca refugiado en la sobriedad del negro, la forma de su caja y sus números arábigos lo hacen perfectamente reconocible pero sin caer en la ostentación.

Y para acabar un par de comentarios que pueden ayudar a parecer interesante en una exposición de arte moderno y conceptual:
– “Como Renoir, opino que los cuadros se crean con la finalidad de adornar una pared”
– “Me considero Dadaísta por mi estilo transgresor, soy fan de Man Ray
– “Tengo una réplica de Número 5 de Pollock en el salón, ¿vamos a mi casa y te lo enseño, encanto?


3 comentarios

  1.   Gsus dijo

    dios…necesito esas zapatillas!
    la americana tb está muy chula.

    me gustan los looks que propones!

  2.   Mr. Green dijo

    Los vaqueros de Moschino son los mejores, estilizan muchísimo la figura

  3.   tere dijo

    k buenos vaqueros, me gusta el post!!
    me pasare mas por aqui a partir de ahora, merece la pena tu blog 😛

    besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *