Look de hoy: Luciendo bronceado por el paseo marítimo

Polo de Abercrombie & Fitch: Vintage Polo. Entrando ya casi en julio, y si te consideras un tipo con clase, deberías lucir ya un bronceado digno de paseo vespertino con tu chica por cualquier paseo marítimo. Si eres del club de Iniesta y Nicole Kidman, mejor quédate en casa, majo. Polo de A&F en amarillo pálido. Queremos que destaque el bronceado, no el polo, así que mejor evitar los tonos estridentes.

Bermudas de Ralph Lauren: Bleecker Rugged Chino Short. No me canso de repetir que la largaria de los shorts o bermudas esta temporada es ridícula, pero qué le vamos a hacer, aún se pueden encontrar excepciones. Estos shorts de Ralph Lauren son una buena opción. Sí, amarillo con beige combina perfectamente en verano, y además añade luminosidad al bronceado. Lo peor de estas bermudas; que la talla más pequeña ya es para hombres “rollizos”.

Sandalias de Ralph Lauren: Laurens Vachetta. Hoy sandalias, porque sí, me apetece. De piel en color marrón oscuro y trenzadas. Tampoco tienen nada de especiales, la verdad, pero son elegantes. Una vez más insisto, sandalias para estas ocasiones siempre de piel. Si vas de paseo vestido así con unas Havaianas y alguien te pisa con todas sus fuerzas…soy yo, invítame a una copa después.

Gafas de sol de YSL: 2202. Yves Saint Laurent es clase. Es mucha clase. Si bien su línea de ropa resulta difícilmente accesible en España, sus complementos son más fáciles de encontrar. En tonos beiges y con cristales no muy oscuros. Ligeras y favorecedoras, no son las típicas que puede llevar cualquiera.

Reloj de Tag Heuer: Carrera. Otra vez recurrimos a un Carrera, en esta ocasión bicolor acero y oro. ¿Por qué? Porque estos tonos son perfectos para lucir con una piel mínimamente bronceada, y más con esfera blanca. Podríamos haber elegido un reloj todo de oro, pero no queremos parecer un narcotraficante.

Perfume de Calvin Klein: CK One Summer. La clave del éxito de un perfume en verano; fresco y ligero, no hay más. Se supone que estamos de paseo tranquilamente, no quieras estropear el momento con fragancias pomposas y recargadas que penetren en el cerebro de todo aquél con quien te cruces, en ese caso te odiarán y con razón. Menta, manzana y ron; con esta combinación de cocktail no puede oler mal en la vida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *